Color luz.

   
 
  Mas información en...
Nos estamos trasladando


 
El color en realidad no existe. Existe la luz siendo el color un resultado de esta. Sin embargo, nuestra vida está rodeada de colores, siendo expresiones frecuentes cielo azul, nieve blanca o tomate rojo, aunque en realidad las percepciones de (azul, blanco y rojo) simplemente es la captación y procesamiento de un determinado haz de luz por el ojo y el cerebro humano y aunque suene extraño, por todo esto concluimos que los colores no existen, a lo que se puede razonar una explicación más científica.
Isaac Newton (1641-1727) quien, en 1666, tuvo las primeras evidencias de que el color no existe. A esta conclusión llegó tras realizar múltiplas experimentos, siendo el más revelador, el que, encerrado en una pieza oscura, Newton dejó pasar un pequeño haz de luz blanca a través de un orificio y sobre este haz luminoso interpuso un prisma cristalino de base triangular, y comprobó que, al pasar la luz a través del cristal, el rayo de luz se descomponía y aparecían seis colores reflejados en la pared donde incidía el rayo de luz original, siguiendo este orden: Púrpura, Rojo, Amarillo, Verde, Azul cyan y Azul oscuro. A este haz de colores se le dominó espectro solar. No hay que confundir el color originado por la luz con el color originado por los pigmentos (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta).

Años más tarde, el físico Young realizó la experiencia contraria que Newton. Mientras éste descompuso la luz en los seis colores del espectro, utilizando un prisma, Young recompuso la luz utilizando seis linternas que emitían haces de luz con los colores del espectro y en la confluencia de estos rayos, obtuvo la luz blanca.

Por lo tanto la luz blanca está compuesta por un haz de seis colores. Los colores que vemos es por que al incidir la luz sobre cualquier objeto absorbe algunos de los seis colores mencionados, reflejando los demás, y son, precisamente, esos rayos reflejados los que percibe nuestros sentidos. De esta forma se explica que, un mismo objeto se percibe de distinto color según el tipo de luz que le bañe.

Por todo lo expuesto, ahora, estamos en condiciones de aseverar que el color es una sensación que percibimos gracias a la existencia y naturaleza de la luz y a la capacidad de nuestros órganos visuales para trasmitir dichas sensaciones al cerebro.
Por lo tanto definiremos el color físico como la calidad de los fenómenos visuales que depende de la impresión distinta que producen en el ojo las luces de distinta longitud de onda, la ausencia total de luz nos dará el negro, o la suma de todas las luces el blanco.


   
   
Google
   
 Al principioInicio de sección 
Enlaces y comentarios     Recomendar          Favoritos      Mapa del sitio
  Portada 
  Esta página forma parte de:  Cerámica artística y Acuarela  © Cerámica artística y acuarela