Arcilla para porcelana. Tipos de porcena. La porcelana fría.

   
 
  Mas información en...
Nos estamos trasladando
 


Al grupo de las llamadas arcillas para loza, pertenecen todas las cerámicas a base de caolín, feldespato y cuarzo que, tras la cocción, aparece un color blanco, un tacto sonoro y un aspecto vitrificado, son las llamadas porcelanas. Su coeficiente de contracción es muy bajo debido al grosor de las párticulas que forman este tipo de arcilla y es muy poco resistente en seco.

El Caolín, también conocido como "arcilla de China", llamada así por sus orígenes cuyo yacimientos iniciales se sitúan en de Kaoling, situados en la Provincia de Kiangsi (China). "kao-liang", significa "cima alta..
Son arcillas primarias (aunque también existen caolín secundario) que se han formado por la meteorización "in situ" del feldespato. En comparación con las demás arcillas, resulta poco plástica, a consecuencia de que, las partículas que la forman, son de gran tamaño. Es una arcilla poco plástica. En su estado natural se encuentra mezclada con feldespato y cuarzo por lo que tiene que someterse a procesos de purificación. Su composición química es muy parecida a la de la caolinita.

Porcelana de SevresLos depósitos europeos más famosos son los de Cornwall, en Inglaterra, seguidos por los de Zettlitz cerca de Karlsbad en Checoslovaquia, y los de Kemmlitz, Börtewitz y Amberg en Alemania. En los Estados Unidos los depósitos principales de caolín residual están situados en una banda que va desde Vermont a Georgia y hasta el valle del Missisipi.

Por ser un material muy refractario, en la práctica, raramente se utiliza el caolín por si sólo, siempre forma parte de alguna composición para pastas cerámicas. Su punto de fusión esta por encima de los 1800º C. La mayoría de setos caolines crudos se tratan poniéndolos al principio en suspensión mediante operaciones adecuadas de mezclado, lavado, pulverización y dispersión. Después la purificación puede proseguir en líneas semejantes a las utilizadas en Cornwall, con sedimentación progresiva de las impurezas reforzada por una rueda de arena seguida por decantación o por filtración en filtros, prensa y secado.

La consideración de los antiguos métodos de separación de las impurezas de la pasta de arcilla en diversos canales y pozos demuestra que todos ellos, además de consumir excesivo tiempo, espacio y mano de obra, desperdician bastante arcilla adherida a las impurezas eliminadas. Métodos más recientes intentan vencer estos defectos.Figurilla china

En realidad en Europa, hasta el S. XVIII, se conocía la porcelana a partir de los viajes de Marco Polo y de la apertura de las rutas de las especias y la seda. La porcelana llegaba junto con estas otras mercancías, aunque por su peso y volumen, era más costoso el transportar por lo que, resultaban ser unos productos con precios muy altos y, por lo tanto no existía una gran demanda, por lo que los ceramistas y alquimistas europeos de la época, trataron de descubrir los componentes de la porcelana con el fin de fabricar en Europa los objetos de porcelana, lo que les hubiese reportado unos pingües beneficios.
En el S. XVII serían los holandeses los que se dedicarían a importar desde las "Indias" la porcelana China. En Francia, tratan de copiar esta cerámica y se fabrica lo que se dio en llamarse porcelana de "pasta tierna".
Jarrón de porcelana
No sería hasta principios del Siglo XVIII, cuando el alquimista Johann Frederick Böttger prisionero del rey Augusto II, rey de Polonia y Elector de Sajonia, que tras largos años de investigación y trabajo descubrió la composición y el procedimiento de cocción de la porcelana.
Janet Gleeson en su libro "El arcano" nos relata el descubrimiento de la porcelana en Europa.

¿Cuales eran los principales obstáculos con que se encontraban ceramistas y alquimistas a la hora de fabricar la tan codiciada porcelana? Nunca llegaron a imaginar que el verdadero secreto de la porcelana estaba en la mezcla de dos componentes el Caolín o arcilla de China con el feldespato, conocido con el nombre de Piedra de China o Petuntse, en unas determinadas proporciones. Otro problema era el no conocer la temperatura a la que debían cocer. Lógicamente si desconocían los componentes también desconocían las temperaturas de fusión y comportamiento de los mismos. Lo más cerca que estuvieron fue con el gres que se hacía en Alemania desde la Edad Media. Su temperatura de cocción se sitúa entre 1.200 y 1.400 grados C para vitrificar la arcilla. Pero también en este caso el material resultante, aunque no era poroso, no era translúcido y carecía del refinamiento de la porcelana. Tampoco en este caso podrían rivalizar con la finura y el brillo de la porcelana autentica.

Existen otros productos que también se designan como porcelana, a saber:

Porcelana blanda
Se conoce como "porcelana blanda" a un producto cerámico que es vidriado y blanco pero que cuece a una temperatura mucho más baja que la porcelana o "porcelana dura", se trata de una masa que es relativamente pobre en sustancia arcillosas y rica en contenido cuarzo y de feldespato.

Porcelana bizcocho y de París
Se designa con este nombre a la porcelana muy rica en feldespato y que se emplea para moldear figuras, dando unos colores blancos amarfilados semejante al mármol.

Porcelana de hueso
Desde que se conoció la porcelana en Europa, Inglaterra siempre trató de producir una porcelana lo más pareceda a la que llegaba de oriente, así creó una porcelana traslúcida y muy vidriada, siendo sus caracteriísticas principales:

  • la temperatura de cocción del bizcochado es reklativamente baja, 1200.1250º, aunque mayor que la del barnizado.
  • sus componentes principales son caolín y "Cornish Stone o en vez de este último material se emplea feldespato y cuarzo.
  • tras su cocción da un color blancuzco.
  • como fundente se emplea la ceniza de hueso que se obtiene por calcinación eliminando los componentes orgánicos, que después de tamizado, produce un polvo blanco que en realidad es un fosfato de cal, por lo que se puede sustituir fácilmente por el mismo compuesto de origen mineral.
Porcelana fritada
Con este nombre se designan a pastas que también se denominan porcelanas pero su temperatura de cocción es muy baja entre 1100 y 1200º C., esto se consigue sustituyendo parcial o totalmente el feldespato por materiales aún más fusibles, como por ejemplo agregando a la masa un barniz fritado o barniz de tipo fayenza.
Este tipo de porcelana es muy transparente y tiene unas aplicaciones muy concretas, para la fabricación de botones y dentaduras postizas.

La porcelana fría.

En la actualidad existen unos productos que se han dado en llamar "porcelana fría", usados en cursos y talleres de en manualidades, impartido y adecuado para niños de todas las edades y personas con inquietudes artesanales.
La porcelana fría, esta compuesta fundamentalmente por cola de vinilo y fécula de maíz, mostrando un color blanco que puede colorearse en el momento de su amasado o una vez seco.
La porcelana fría es una masa dócil, con una textura suave, muy plástica, que se deja modelar fácilmente y muy limpia, idónea para los trabajos con escolares, gozando de la ventaja de que no es tóxica. Para los docentes, este tipo de pasta es una alternativa a la plastilina y a la misma arcilla.
Una vez acabadas y secas las piezas, el aspecto es similar a la porcelana, pero con la gran ventaja que no necesita cocción ya que endurece en contacto con el aire, de ahí su nombre de "porcelana fría".

   
   
Google
    
 Inicio de páginaInicio de sección 
Enlaces y comentarios     Recomendar          Favoritos      Mapa del sitio
 Portada 
  Esta página forma parte de:  Cerámica artística y Acuarela  © Cerámica artística y acuarela