Portada    Cerámica Artística y Acuarelas   
  Cerámica: Engobes.
Cerámica:
 
Acuarelas:
 
 
Google

El engobe o "ingobbio" es una papilla, normalmente de pasta blanca, coloreada con óxidos o colorantes disueltos en la misma que se aplica a una pieza cuando se encuentra en la fase de dureza de cuero. También existen engobes para aplicarse sobre el bizcochado. En el caso que el engobe y la pasta sobre la que le aplicamos, no tuvieran el mismo coeficiente de dilatación o encogimiento, se producirían descascarillados o grietas tras la primera cocción, por lo tanto debemos tener en cuenta lo siguiente:
a) Trataremos de conseguir una buena pasta blanca para engobes. Suele utilizarse la greda. Si la arcilla es poco grasa, el engobe, tras la primera cocción, se descascarilla. Decimos que el engobe es demasiado "grande". Para corregirlo, procederemos a añadir bentonita, o una arcilla más grasa, hasta conseguir un equilibrio perfecto. Por el contrario, si el engobe se agrieta, es a consecuencia que la arcilla es demasiado grasa y tiene un coeficiente de encogimiento o reducción más grande que la pasta de engobe, por lo que tenemos que añadir, a la arcilla, materias desengrasantes, como por ejemplo feldespato, chamota de grano fino o creta.
b) La pasta de engobe debe tener suficiente opacidad para conseguir el color deseado.
c) En el caso que posteriormente pongamos una cubierta transparente (barniz), debemos asegurarnos que mantenga una buena tolerancia entre ambos: engobe-barniz.
d) Los óxidos o colorantes disueltos, tienen que estar bien incorporados en la pasta de engobe para evitar posteriores disoluciones, en el caso que coloquemos posteriormente una cubierta transparente.
Como ejemplo valga la imagen anterior que nos muestra el Arco de Arrebatacapas de la Villa de Atienza (Guadalajara). Es una placa de cerámica, que una vez trabajada se le aplicó una capa de engobe y sobre la misma, se fueron superponiendo colorantes cerámicos y óxidos para conseguir los distintos colores. Simplemente es un estudio sobre engobe que, para conocer a fondo su comportamiento, habría que hacer distintas pruebas.
Hay que advertir, que algunas sustancias empleadas en cerámica son tóxicas y debemos manejarlas con prudencia, sirva como ejemplo el óxido de antimonio que resultan bastante tóxico.

Para que os animéis a continuación os muestro algunas obras ejecutadas con engobe. Si estáis interesados en ver más obras hecha con esta técnica visitad el apartado la exposición de engobes.

Arco de Arrebatacapas (Atienza)
Primera experiencia con engobe Grullas Última obra con engobe

En los engobes para cerámica de cocción hasta 1020º C., lo que conocemos como cacharrería, usaremos como base, para preparar un engobe, la greda y, como quiera que la calidad de este tipo de pasta es muy variable, deberemos hacer unas cuantas pruebas de secado y cocción con el fin de comprobar el ajuste entre las dos pastas cerámicas, es decir conseguir que el coeficiente de dilatación esté lo más próximo posible. Una vez conseguido daremos por finalizado el proceso de elaboración, cosa que nos servirá para elaborar todos los demás engobes que vayamos a usar utilizando las mismas pastas. El proceso es el siguiente: aplicaremos una pequeña porción de engobe, que hayamos preparado, sobre una una pieza que esté en dureza de cuero, a la cual dejaremos secar y, si no se ha agrietado, la coceremos. Si en el proceso de secado el engobe se agrieta, es que el coeficiente de encogimiento es superior al de la pasta de la pieza, por lo que tendremos que rectificarlo añadiéndole bentonita (Ball Clay). En el proceso de cocción también puede darse el caso que hemos descrito anteriormente o por el contrario que se descascarille o salte, se desprenda de la pieza, en este caso decimos que, el engobe, es demasiado grande por lo que procederemos a la rectificación del mismo, añadiéndole feldespato de cuarzo o creta.

Existen muchas fórmulas para hacer engobes para cacharros, muchas de ellas publicadas desde muy antiguo, de entre ellas citaremos algunas con el fin de elaborar una paleta de colores básica:
Para hacer un litro de engobe aproximadamente, utilizaremos 800 cm3 de agua añadiéndole el material seco que a continuación se especifica.

Color Base Óxido colorante
Blanco 600 gr. de greda  
Amarillo pálido 600 gr. de greda 70 gr. de óxido de antimonio (tóxico).
Amarillo fuerte 600 gr. de greda 140 gr. de óxido de antimonio (tóxico).
Amarillo rojizo 450 gr. de greda 150 gr. de arcilla roja.
Rojo 600gr. de arcilla roja  
Pardo 600 gr. de greda 100 gr. de dióxido de manganeso.
Verde oscuro 600 gr. de greda 40 gr. de óxido de cobre.
Verde cromo 600 gr. de greda 16 gr. de óxido de cromo.
Verde grisaceo 600 gr. de greda 20 gr. de óxido de niquel.
Verde claro 600 gr. de greda 20 gr. óxido de cobre.
Azul claro 600 gr. de greda 30 gr. de óxido de zinc + 30 gr. de óxido de cobalto
Azul oscuro 600 gr. de greda 60 gr. de óxido de zinc + 60 gr. de óxido de cobalto
Negro 600 gr. de arcilla roja 20 gr. de óxido de cobalto.
     

Si queremos elaborar engobes para loza hasta 1280º C, deberemos emplear una pasta de cochura blanca que contenga en su composición de 5 a 15% de cuarzo. También se emplean las arcillas de coloración natural como "ocre" y "Tierra de Siena".

En diversas publicaciones y en cualquier tratado de cerámica encontrareis fórmulas de engobe para loza, en este caso vamos a reseñar algunas formulas para construir los colores básicos:

Color Base Oxido colorante
Blanco Arcilla blanca para loza de 5 a 15% de cuarzo
Pardo amarillento Arcilla blanca para loza 40% de ocre.
Pardo pálido Ocre 15% de cuarzo
Pardo rojizo Ocre 5% óxido de hierro + 15% de cuarzo
Azul Arcilla blanca para loza 10% óxido de colbalto
Negro Arcilla blanca para loza 10% óxido. de cobalto + 10% óxido.de hierro

Formas de aplicar el engobe.
Este proceso también nos ofrece variadas posibilidades de ejecutar un engobe por ejemplo: mediante inmersión de la pieza, por regado, mediante salpicado utilizando un pincel de cerdas duras, a pincel.
Tradicionalmente se empleaba una técnica para decorar piezas cerámicas denominada de "asta" que consistía en utilizar un asta de vacuno en la que, en su extremo más delgado había sido cortada y se le había incorporado un corcho con un tubo más o menos delgado por el que fluía la pasta del engobe, calibrando la cantidad de pasta, mediante la inclinación que daban a esta herramienta. En la actualidad, esta herramienta, se ha sustituido por una "perilla de goma" de las que se usan en la práctica sanitaria, para la aplicación de enemas. Con la utilización de esta última, tenemos la ventaja sobre el "asta", de ejercer un major control y regular con mayor precisión la cantidad de engobe que queremos aplicar, ejerción mayor o menor presión sobre la cabeza de la goma.
La técnica del esgrafiado sobre engobe, consiste en raspar, con cualquier tipo de útil o herramienta, la capa de engobe, hasta llegar a la capa original, pudieéndose ejecutar dibujos de bella factura.
En próximas revisiones os contaré alguna otra experiencia y, posiblemente, según los intereses e inquietudes de todos aquellos con ganas de saber, ampliaremos este apartado.

¡Feliz experiencia!

Esta página pertenece a la web Cerámica artística y acuarela. © 2003 A. Romero Luengo