Modalidades comunicativas y de escolarización

 Dos lenguas para una educación

Modalidades comunicativas utilizadas en la educación del alumnado sordo

En la educación del alumnado sordo en diversos lugares del mundo, las diferentes modalidades comunicativas incorporan estrategias que se alinean en un continuum que propone desde modelos monolingües orales exclusivos hasta bilingües y biculturales. (Estos últimos implican lengua de signos más lengua oral, y cultura sorda más cultura del territorio). Las características de las modalidades comunicativas más utilizadas en nuestro país son:

Modalidades audio-orales exclusivas


Características principales

  • Trabajan el desarrollo exclusivo de la lengua oral hablada y escrita (catalán y castellano).

  • Enfatizan la protesización temprana (audífonos o implante coclear).

  • Enfatizan la educación de los restos auditivos. Posible uso de aparatos amplificadores de reeducación individual o colectiva.

  • Permiten la lectura labial (excepto en casos extremos en que se utiliza solamente la atención auditiva).

  • Admiten el habla como única vía de expresión no escrita del alumno/a.

  • Pueden aceptar los gestos naturales (gestos no codificados) para acompañar el habla, pero no los signos de la lengua de signos.

Expectativas previsibles:

  • Lectura labial:

    • La dificultad para diferenciar fonemas visualmente similares por lectura labial (por ejemplo p - b- m) puede ser parcialmente compensada con el trabajo de los restos auditivos y el uso del audífono.

    • La adquisición de la lectura labial en niños/as con sorderas profundas de 2º y 3r grado (BIAP) puede ser particularmente limitada.

  • Fonología:

    • Los niños/as con pérdidas auditivas moderadas pueden adquirir un código fonológico muy o bastante competente aunque puedan confundir fonemas acústicamente próximos. 

    • Los niños/as con pérdidas auditivas severas o incluso profundas de 1r grado pueden adquirir un código fonológico relativamente competente.

    • Los niños/as con pérdidas auditivas prelocutivas de 2º y 3r grado posiblemente adquirirán el sistema fonológico de manera incompleta o bastante limitada.  

  • Léxico y sintaxis:

    • La facilidad para adquirir léxico y competencia sintáctica no es independiente del grado de pérdida auditiva ni del momento de aparición de la sordera: Los niños/as con pérdidas auditivas moderadas pueden lograr un nivel léxico y sintáctico suficiente para vehiculizar sus necesidades de comunicación y de gestión de la información. Los niños/as con importantes pérdidas auditivas prelocutivas quizás tendrán importantes vacíos lexicales y principalmente incorporarán un léxico funcional y concreto centrado en palabras usuales, con desconocimiento de muchas palabras que expresan conceptos no tangibles o abstractos. Quizás se expresarán (oralmente y por escrito) con frases poco vertebradas en general, escasas de preposiciones, conjunciones,... y  con un uso poc competente de la flexióe verbal, nominal, de les concordancias,...

    • Los niños/as con pérdidas auditivas moderadas pueden adquirir muy significativamente la lengua por inmersión, en contextos y situaciones naturales. Los niños/as con sorderas importantes, sin embargo, tienen muchas dificultades para adquirir la lengua por inmersión en contextos naturales; Ello implica que la mayoría del nuevo léxico y de las diferentes estructuras sintàcticas haya de ser aprendida en contextos de trabajo formal y programado del lenguaje.

  • Habla:

    • La inteligibilidad de la expresión oral depende de los restos auditivos conservados así como del grado de aprovechamiento del audífono o implante.

    • En general los niños/as con pérdidas auditivas moderadas son capaces de lograr un habla inteligible por cualquier persona, tanto desde el punto de vista articulatorio como prosódico.

    • Es posible que niños/as con sorderas prelocutivas importantes logren sólo un habla comprensible para interlocutores habituales (familia, profesores, logopeda,...), debido principalmente a una producción poco resuelta de los aspectos suprasegmentals del habla (ritmo, entonación, tono,...).

  • Lengua escrita:  

    • La lengua escrita representa per a les persones sordes una insustituible vía de captación de información. Los niños/as con un buen nivel lingüístico acostumbran a obtener más información de los textos escritos que no del discurso oral. Esta es una razón para la reivindicación por parte de las personas sordas del subtitulado universal en la TV , el cine, etc.

    • La utilidad de la lengua escrita como medio para obtener información, sin embargo, depende del nivel lingüístico general alcanzado (léxico y sintáctico): El texto escrito elimina la barrera de la dificultad de comprensión por vía auditiva si existe un nivel lingüístico general apropiado. Si no es así la barrera la constituye propiamente el limitado desarrollo lingüístico.  

    • La lectura mecánica acostumbra a ser buena o aceptable en todos aquellos niños/as que han tenido éxito en el trabajo fonético y prosódico aunque tengan una sordera importante.  

    • La lectura comprensiva, sin embargo, depende lógicamente del nivel lingüístico general. Por ello una buena lectura mecánica no siempre se traduce en una buena comprensión de lo que se lee.  

Palabra complementada


Características principales

En inglés: “Cued Speech”. En francés: “LPC”. Se trata de una modalidad audio-oral con apoyo a la lectura labial. La lectura labial está reforzada por el uso simultáneo, por parte de la persona que se dirige al  alumnado sordo, del habla con diferentes configuraciones de los dedos de la mano y de posiciones de la mano en varios lugares del rostro (“cues”). Con esta representación manual de los fonemas se evitan las ambigüedades de la lectura labiofacial debido a que hay fonemas invisibles a la vista (ejemplo /g/, /k/), y otros que son visualmente similares y fáciles de confundir (ejemplo /p/, /b/, /m/). Se trata de un aprendizaje procedimental que se puede realizar en pocas horas, aun cuando luego es necesario practicar para lograr la fluidez necesaria como para ir realizando las claves (“cues”) a medida que se habla, o analizarlas a medida que shabla el interlocutor.

Expectativas previsibles:

  • Lectura labial:

    • Permite superar las ambigüedades de la lectura labial (confusiones visuales e invisibilidades de fonemas).

  • Fonología:  

    • Permite adquirir un código visual no ambiguo del sistema fonológico, constituido a la vez por las imágenes visuales de la lectura labial (visemas) y por las “cues”.

  • Léxico y sintaxis:

    • Facilita la representación mental del léxico y el acceso a todos los elementos sintácticos y morfosintácticos del habla.

  • Habla:

    • Las “cues” como tales no influyen. La inteligibilidad del habla dependerá principalmente de los restos auditivos conservados y del grado de aprovechamiento del audífono o implante. Si el habla del alumno/a es acompañada con LPC mejora su inteligibilidad por parte de los interlocutores que la conocen. Ello es particularmente interesante cuando el habla del niño/a todavía no es comprensible.

  • Lengua escrita:

    • Facilita la representación mental fonética de las palabras, y por lo tanto de los grafemas.

Comunicación bimodal


Características principales

  • Se trata del uso simultáneo en el tiempo de la lengua hablada y de signos de la lengua de signos.

  • El orden sintáctico es el de la lengua hablada. No se trata pues de la producción simultánea de dos lenguas (oral y de signos) sino sólo de la oral, porque la lengua de signos tiene una gramática distinta, que en este caso se desestima.

  • La flexibilidad de uso de los signos de la lengua de signos puede comportar, según las diversas situaciones comunicativas:

    • Signar sólo las palabras más importantes para la comprensión del discurso pero no, por ejemplo, los artículos, las marcas de tiempo verbal, etc...

    • Signar todas las palabras, y también marcas sobrepuestas de carácter gramatical.

    • Utilizar también dactilología para palabras sin signo conocido, o también la palabra complementada.

Expectativas previsibles:  

  • Lectura labial:

    • Sólo se da una influencia indirecta: La percepción de los signos puede aportar elementos para la descodificación de la lectura labial. 

  • Fonología:

    • Ninguna influencia. Los resultados dependerán de la estimulación y del trabajo específico de la lengua oral que independientemente el alumno/a reciba.

  • Léxico y sintaxis:

    • Facilita la incorporación de léxico signado y su utilización antes de haber aprendido la palabra oral correspondiente. El léxico con contenido (sustantivos, adjetivos, verbos...) es representado por los interlocutores con signos de la lengua de signos, y los artículos, preposiciones, marcas de género, número, tiempo,..., que no existen en lengua de signos, por configuraciones dactilológicas acordadas previamente.

    • En situaciones dónde se signan todos los componentes del discurso oral se puede visualizar la estructura completa de la lengua, y por lo tanto se facilita su aprendizaje. Este tipo de escenarios acostumbran a ser los formales de aprendizaje de la lengua, puesto que en las situaciones donde prima el objetivo de informar o de asimilar contenidos curriculares se suele signar sólo los componentes principales del discurso a fin de no perder agilidad. 

  • Habla:

    • El “habla" signada da ocasión al niño/a expresar emociones, requerimientos, razonamientos,... antes de adquirir unas competencias orales que lo permitan, y también de comunicarse e interactuar con otros niños/as y adultos que conocen el código gestual.

  • Lengua escrita:

    • Favorece la aproximación a los significados de la lengua escrita gracias al desarrollo conceptual que permiten los signos.

Modalidad bilingüe


Características principales

  • Consiste en el uso conjunto (pero no simultáneo) de la lengua de signos y de la lengua oral como vehículos de comunicación y de acceso al currículum.
  • Se pretende la máxima competencia lingüística en ambas lenguas: No se trata de un bilingüismo de sustitución.
  • Dadas las implicaciones de la sordera en la dificultad de adquisición de la lengua oral, la competencia lingüística alcanzada en lengua de signos resulta superior a la de la lengua oral. No resulta, por lo tanto, un bilingüismo al 50%. Se considera la lengua de signos como L1, y la oral como L2.
  • La L1 (lengua de signos) se utiliza como lengua de comunicación y de aprendizaje, y también como mediadora metalingüística para el aprendizaje de la lengua oral, principalmente en su forma escrita: Es decir, se explica en lengua de signos cómo funciona la lengua oral, apreciando las similitudes y contrastes entre uno y otro sistema.
  • La L2 (oral) se trabaja siempre a nivel escrito con todo el alumnado. A nivel hablado no siempre con todos los alumnos/as sinó a veces sólo con aquellos/as a los que se atribuye un potencial oral.
  • El abordaje bilingüe añade a menudo el enfoque bicultural, es decir el que se desprende de los conceptos de Comunidad Sorda y de Cultura Sorda.
  • La educación bilingüe acostumbra a realizarse en centros específicos para alumnado sordo. Las experiencias más reconocidas tienen lugar en los países nórdicos europeos. En nuestro país también se denomina modalidad bilingüe la educación conjunta (en la misma aula) de alumnado sordo y oyente, donde las informaciones son vehiculizadas por el maestro/a en lengua oral al alumnado oyente, y en lengua de signos al alumnado sordo por otro profesional (intérprete o “cotutor/a”).

Organización de la escolarización del alumnado sordo

La mayoría de escuelas ordinarias están en condiciones de dar una respuesta educativa adecuada a las necesidades del alumnado que presenta una pérdida auditiva ligera o moderada, porque son sólo necesarias medidas organizativas que generalmente se pueden resolver con los propios recursos de que está dotado el centro. Al tratarse de alumnos con buenas capacidades auditivas (y por lo tanto lingüísticas), y supuestamente ayudados por el uso de audífonos debidamente adaptados, suelen no tener dificultades importantes por acceder al currículum, y no requieren demasiadas adaptaciones. En estos casos puede ser suficiente recibir el asesoramiento puntual o periódico del CREDA y, si es necesaria, la atención logopédica individual, que puede ser temporal. Por estos motivos el alumnado de estas características puede ser escolarizado sin demasiadas dificultades en cualquiera de los centros ordinarios de su zona.

Ahora bien, el alumnado con sorderas importantes, que presenta unas necesidades educativas significativas, requiere un trabajo específico y planificado de la lengua para desarrollar el lenguaje, y también una mayor adaptación de las estrategias instructivas por parte del profesorado, así como medidas de adaptación del currículum, sobre todo en las áreas de lengua, lengua extranjera y educación musical. Por este motivo requiere también recursos de los cuales no está dotada habitualmente la escuela, y unas medidas organizativas de más alcance a fin de facilitar su acceso al currículum. Por ello se considera adecuado el agrupamiento de este alumnado en determinados centros que reúnan la implicación y los recursos necesarios.

El agrupamiento de alumnado sordo en un mismo centro facilita, entre otros, los siguientes aspectos:

  • La creación de pequeños grupos flexibles para trabajar aspectos específicos de lenguaje con el/la logopeda.

  • La incidencia positiva en la identidad y el autoconcepto por el hecho de permitir el encuentro entre iguales.

  • La educación en valores de todo el alumnado en cuanto a la aceptación de las diferencias con todas sus particularidades.

  • La rentabilización de recursos, tanto los propios del centro dirigidos a la atención de la diversidad (grupos flexibles,...) como los específicos (logopeda del CREDA), así como la posible asignación de más recursos al centro por el hecho de incorporar este tipo de alumnado.  

Estos argumentos se refieren al  alumnado sordo con marcadas necesidades educativas que sigue una modalidad de comunicación audio-oral. En el caso del alumnado que sigue la modalidad bilingüe es obvio que se requiere su agrupación en un mismo centro dado que por ser la LSC vehículo de comunicación y de aprendizaje no tendría sentido el uso de una lengua por parte de un solo alumno/a .

Los padres o tutores de cada niño/a, una vez recibida toda la información en relación a su hijo/a, que ha de incluir los aspectos psicopedagógicos, audiológicos y audioprotésicos, y tras conocidas las diferentes ofertas de modalidad educativas existentes a su sector, eligen el tipo de escolarización más adecuada a sus preferencias y a su concepción de la sordera.

El agrupamiento de alumnado sordo no puede ser siempre congruente con el principio de Sectorización (que significa que los servicios han de estar cerca del usuario) cuando éste no habita en concentraciones urbanas: Es viable reunir en un mismo centro alumnos que viven razonablemente lejos, pero no los que residen a una distancia excesiva. Por este motivo en Catalunya es mucho más factible la organización de una escolarización agrupada en zonas como Barcelona y su área metropolitana que en áreas con población dispersa. Por lo tanto es dificultoso que los padres puedan ejercer siempre el derecho a escoger el tipo de educación que desean para sus hijos. En el caso de la ciudad de Barcelona sí que es posible optar por cualquiera de las diversas opciones educativas (orales y bilingües). La ciudad cuenta con una red sectoritzada de centros de agrupamiento:

Modalidades comunicativas y lingüísticas en Barcelona-ciudad

En la ciudad de Barcelona la administración educativa (Departament d'Educació y Consorci d'Educació de Barcelona) proporciona al alumnado sordo y a sus familias una oferta educativa que contempla tres modalidades de escolarización:

Modalidad oral en centros ordinarios


  • En esta modalidad se trabaja el desarrollo de la competencia lingüística del alumnado sordo utilizando exclusivamente la lengua oral (catalán y castellano).

  • La lengua oral es utilizada como instrumento exclusivo de comunicación y de aprendizaje.

  • El alumnado sordo realiza en el aula ordinaria, con los compañeros oyentes, la mayor parte de las actividades, y recibe una atención logopédica personalizada, individual o en pequeño grupo, principalmente fuera del aula ordinaria, por parte de un/a logopeda del CREDAC Pere Barnils.

  • Todos los profesionales implicados (principalmente el profesor/a de aula ordinaria, tutor, logopeda,...) se coordinan regularmente para acordar pautas comunes en los aspectos comunicativos y lingüísticos y con relación a los aprendizajes escolares.

 

Modalidad bilingüe en centros ordinarios


  • En esta modalidad se trabaja el desarrollo de la competencia lingüística del alumnado en LSC (Lengua de Signos Catalana), conjuntamente con la lengua oral (catalán, y castellano.

  • La LSC se utiliza como vehículo prioritario de comunicación y como instrumento de acceso al currículum.

  • El alumnado sordo realiza en el aula ordinaria la mayor parte de las actividades. Se cuenta dentro el aula con un profesional que interpreta simultáneamente en LSC las explicaciones del maestro/a de aula. Su adscripción y perfil varía según las etapas educativas, pudiendo ser logopedas del CREDAC, profesores/as de la plantilla del centro, o intérpretes de LSC foráneos.

  • El currículum del alumnado sordo contempla la LSC como contenido de aprendizaje. La lengua de signos se trabaja en grupo, en una aula específica, con una profesora de LSC.

  • La lengua oral se trabaja en grupo o individualmente, en un aula específica, con la logopeda, pudiendo utilizar la LSC como mediadora metalingüística.

  • Este tipo de organización presupone el agrupamiento de varios alumnos sordos/as en el mismo grupo.

  • Dado que en la modalidad bilingüe, a diferencia de la modalidad oral, no se realiza el agrupamiento según criterios estrictamente territoriales porque es necesario contar con un número suficiente de alumnos sordos en el mismo centro, el alumnado que ha optado por esta modalidad se agrupa, en la ciudad de Barcelona, en una Escuela Infantil, en una escuela de Educación Infantil y Primaria, y en un instituto de Secundaria (ESO y Bachillerato, excepto el artístico).

Modalidad bilingüe en centro específico


  • En Barcelona existe un centro específico para alumnado sordo, que comprende todas las etapas de la educación obligatoria.

  • Se trabaja el desarrollo de la competencia lingüística del alumnado en LSC conjuntamente con la lengua oral (catalán, y castellano).

  • Al ser todo el alumnado sordo es posible utilizar directamente la LSC como vehículo de comunicación y como instrumento de acceso al currículum escolar sin necesidad de interpretación por parte de otro profesional.

  • Todo el profesorado es especialista en la educación de alumnado sordo.

Servicio de interpretación en LSC en centros ordinarios


No se trata de una modalidad educativa como tal, pero sí que es una realidad para un sector del alumnado sordo que cursa estudios postobligatorios de Ciclos Formativos después de haber seguido la escolaridad obligatoria o quizás el Bachillerato en la modalidad bilingüe, o que sin haberla seguido opta por solicitar el servicio de interpretación.

En la zonz de Barcelona, en los centros de modalidad bilingüe están centralizados los recursos personales adecuados del CREDAC (logopedas con competencia en LSC) e intérpretes. Si bien la Educación Primaria y la ESO corresponden a una educación comprensiva, en la que el currículum académico es el mismo para todo el alumnado, los Ciclos Formativos significan una variedad de 22 familias distintas, y cada una de ellas incluye diversos perfiles profesionales. En este caso el agrupamiento de alumnado sordo es, pues, muy difícil porque los variados estudios se cursan en multitud de centros distintos. En este caso el Departament d'Ensenyament contempla la asignación de horas semanales de intérprete en el propio instituto. Lógicamente si dos o más alumnos comparten las mismas actividades, estas horas no se suman, se comparten. Para disfrutar de este servicio de interpretación es necesario que los padres o tutores legales (o el propio alumno/a si es mayor de edad) realizen la solicitud pertinente al CREDA, el cual elabora un pequeño informe i remite telemáticamente, en el caso de Barcelona-ciudad al Consorci d'Educació, la petición.

Ejemplos de vehiculización de la información en el  aula  (clicar las imágenes)

Modalidad oral en centro ordinario

Modalidad bilingüe en centro ordinario

Modalidad bilingüe en centro específico

Resumen escrito

 Centros de agrupamiento de Barcelona-ciudad

Los centros a donde se orienta preferentemente la matriculación de alumnado sordo en la ciudad de Barcelona, según cada modalidad comunicativa (pueden variar un poco según cada curso) son los siguientes:

 distrito
nombre
públic
concert.
oral
bilingüe
Bressol
Infantil
Primaria
ESO
Bach.
Ciutat Vella
Eixample
 Carabassa        
 El tren de Fort Pienc        

 Escola Auró

.

.

.

.

 Vedruna

.

.

.

.

 El Roure        
Sants-Montjuïc
Les Corts (sud)

 Forestier*

.

.

.

.

 Pau

       

 Escola Tres Pins*

.

.

.

.

 Institut Consell de Cent*

 

 

.

.

 Joan Pelegrí

.

.

 

Les Corts (nord)
Sarrià-St. Gervasi

 Can Caralleu

.

.

..

.

 Bambi

       

 CEIP Tàber

.

.

.

..

 Institut Serrat i Bonastre

.

.

.

.

 Sant Gregori

.

.

.

 Súnion

.

.

.

.

Gràcia

 Gràcia

       

 Escola Turó del Cargol

.

.

.

.

 Vedruna

.

.

.

Horta-Guinardó

 Sant Genís

       

 Escola T. Can Carabassa 

.

.

.

.

 Institut Vall d'Hebron

.

.

.

.

 Sta Caterina de Siena

.

.

.

Nou Barris

 Pla de Fornells

       

 Escola Antaviana

.

.

.

.

 Mare de Déu de la Soletat

.

.

.

.

 Institut Josep Pla

       

 CEE Josep Pla*

.

.

.

Sant Andreu

 Manigua

     

.

 Escola El Sagrer

.

.

.

 

 Institut Joan Fuster

.

     
 Mare de Déu de la Soletat  

.

.

.

 

Sant Martí

 La Farinera

.

.

.

.

 Escola Montseny

.

.

.

.

 Institut Joan Manuel Zafra

.

.

.

.

*

Los centros de modalidad bilingüe, dada la singularidad de su oferta. admiten solicitudes de matrícula de alumnado sordo de tota la ciudadde Barcelona y también de su área de influencia..

Centros de la modalidad oral


Como se puede apreciar en la tabla anterior existe una variedad de diferentes centros de agrupamiento en esta modalidad comunicativa, cada uno con su propio proyecto educativo, pero que comparten un conjunto de rasgos comunes respecto al modelo  de atención y de escolarización del alumnado sordo:

  • El alumnado sordo propicio a escolarizarse en ellos (los padres pueden acogerse a la reserva de dos plazas por grupo para alumnado con necesidades educativas especiales) es aquel con sorderas severas y profundas de las cuales se derivan necesidades educativas especiales significativas que requieren atención logopédica y ayudas específicas para el acceso al currículum.

  • La tarea de los y de las logopedas del CREDAC se adapta a cada etapa educativa, y contempla:

    • El trabajo de las capacidades auditivas, de la adquisición y estructuración del lenguaje (oral y escrito), así como de las habilidades comunicativas del alumnado sordo, individualmente y también en pequeño grupo, generalmente fuera del aula ordinaria.

    • La dedicación a cada alumno/a de un número variable de horas de atención semanal, el cual se ajusta a las características individuales, que pueden ser, de promedio, desde 2 en los casos leves hasta 4 o 5 cuando las necesidades educativas son más acusadas.

    • La permanencia de toda la jornada lectiva en el propio centro si el número de alumnos sordos lo permite.

    • La configuración del horario de atención de forma que no interfiera las áreas instrumentales básicas ni aquellas otras actividades generales en las que es conveniente la participación del alumnado sordo en el aula ordinaria y con los compañeros oyentes.

    • La realización de encuentros frecuentes con las familias (sobre todo cuando los alumnos son pequeños) a fin de informarlas del proceso lingüístico de su hijo/a y proponer estrategias de comunicación.

  • El tutor/a es responsable del seguimiento de todo el alumnado del grupo, y por lo tanto del alumnado sordo. Es importante destacar que la respuesta educativa al  alumnado sordo no se agota en la atención logopédica, ni es delegable en el CREDAC, sino que es global, educativa, por parte de todo el centro.

  • El/la maestro/a de Audición y Lenguaje (MALL), si lo hay, centra su actividad en proporcionar al  alumnado sordo refuerzo en los aprendizajes curriculares dentro o fuera del aula, y en colaborar con el profesorado en la formulación y elaboración de las adaptaciones curriculares que correspondan.

  • Todos los profesionales implicados más directamente en la educación del alumnado sordo (tutor, logopeda, MALL) se coordinan estrechamente para definir las estrategias, el seguimiento y la evaluación del proceso lingüístico y de aprendizaje de cada alumno/a y proponer las reformulaciones que se requieran, así como preparar las reuniones con las familias.

   

Centros ordinarios de la modalidad bilingüe 


Existe en Barcelona un centro ordinario de modalidad bilingüe para cada etapa educativa:

Escuela Infantil: EBM Forestier

Es una escuela infantil municipal sita en el distrito de Sants-Montjuïc, y la única en la ciudad en que está contemplada la escolarización de alumnado sordo en la modalidad bilingüe.

  • Su metodología educativa, como la del resto de escuelas infantiles municipales, facilita la experimentación y la observación partiendo de la realidad más próxima de los niños y niñas.

  • Cuando hay alumnos sordos escolarizados en alguno de sus grupos, una logopeda del CREDAC se desplaza al centro para realizar la estimulación comunicativa en LSC.

  • Dado el momento evolutivo del niño/a correspondiente a esta etapa educativa se prioriza más todavía la relación frecuente con los padres a fin de proporcionar pautas de comunicación con su hijo/a.

Educación Infantil y Primaria: Escola Tres Pins

La escuela Tres Pins nació el curso 1984-85 como resultado de la transformación en escuela ordinaria del Centre Municipal Fonoaudiològic (el antiguo centro de Educación Especial público para el alumnado sordo de la ciudad de Barcelona). Los primeros años de funcionamiento incorporaba 1 o 2 alumnos sordos/as por aula, y la modalidad comunicativa era la oral. Con posterioridad el cuestionamiento sobre la práctica docente comportó la incorporación del signo mediante el sistema de comunicación bimodal, y posteriormente de la LSC como tal, con la consiguiente adopción de la modalidad comunicativa bilingüe (lengua de signos / lengua oral), en un marco de educación conjunta con alumnado oyente, y la ampliación de la oferta de plazas de alumnado sordo a 3 o 4 por nivel. La escuela es de una sola línea.

  • Acepta alumnado sordo de toda Barcelona y de ciudades próximas dónde no existe este tipo de oferta educativa. En este último caso se requiere el visto bueno de la administración educativa de origen.

  • Durante las actividades en el aula ordinaria concurren siempre el maestro/a tutor/a del grupo y la logopeda, que tiene funciones de cotutor/a.

  • El/la maestro/a tutor/a es responsable del grupo-clase, y la logopeda de cada agrupamiento es la responsable del grupo de alumnos sordos/as.

  • Las logopedas son competentes en lengua de signos y traducen, interpretan y adaptan en LSC todo aquello que sucede en el aula ordinaria (empezando por las explicaciones del tutor/a). También realizan apoyo, anticipando o reforzando los contenidos al alumnado sordo.

  • Una profesora sorda interviene en pequeño grupo (en una aula específica) trabajando la LSC como materia de aprendizaje.

  • Las logopedas trabajan también la lengua oral de manera sistemática en pequeño grupo o individualmente (en una aula específica).

Educación Secundaria Obligatoria: Institut Consell de Cent

El IES Consell de Cent fue designado desde el momento de su creación (curso 1996-97) como centro de escolarización preferente de alumnado sordo en la modalidad bilingüe. Este centro garantiza la continuidad en la  ESO del alumnado sordo que ha cursado la etapa de Educación Infantil y Primaria en el CEIPM Tres Pins.

  • Acepta alumnado sordo de toda Barcelona y de ciudades próximas dónde no existe este tipo de oferta educativa. En este último caso se requiere el visto bueno de la administración educativa.

  • La LSC es utilizada con el alumnado sordo en todas las actividades de aprendizaje: La docencia la imparte oralmente el profesor/a al conjunto del grupo, y un/a profesional competente en lengua de signos utiliza la LSC para acomodar-interpretar simultáneamente aquello que dice el profesor/a o los compañeros oyentes, y también traduce al catalán aquello que expresan con signos los/las alumnas sordos/as durante la actividad.

  • En la  ESO y en Bachillerato las actividades de las áreas de lenguas (catalana, castellana e inglesa) que el alumnado sordo realiza con el grupo de oyentes son traducidas-interpretadas por logopedas del CREDAC competentes en LSC. El resto de materias de la ESO son interpretadas en el aula ordinaria por psicopedagogas de la plantilla del propio instituto que a la vez son intérpretes de LSC. El resto de materias de Bachillerato son traducidas por intérpretes de LSC .

  • Las logopedas del CREDAC, en cuanto que especialistas en Audición y Lenguaje trabajan también en pequeño grupo de alumnos sordos, en una aula específica, los créditos variables de las áreas de lenguas dirigidas a este alumnado utilizando la LSC, el catalán o el castellano oral y escritos.

  • En el área de lengua extranjera (inglés) se establece, si procede, una modificación curricular para el alumnado sordo. Los contenidos son eminentemente prácticos y de uso cotidiano. En el área de Música se establece también una modificación curricular los contenidos corresponden a cultura musical y no a audiciones u otros temas especialmente alejados de las capacidades auditivas del alumnado. Todos estos créditos se realizan en una aula específica.

  • La LSC como tal forma parte del currículum del alumnado sordo. Paralelamente se ofrecen créditos variables de LSC al alumnado oyente.

  • Este centro ofrece también los estudios de Ciclo Formativo de Grado Superior de Interpretación del Lenguaje de Signos, el título del cual faculta para trabajar como intérprete.  

 

Centro específico de la modalidad bilingüe 


El CEE Josep Pla  CEE Josep Pla es el único centro de esta modalidad en Barcelona-ciudad. Esta escuela atiende alumnado sordo procedente de Barcelona y también de otras ciudades de la corona metropolitana en las que no existe este tipo de oferta educativa.

.
  • Atiende alumnado de Educación Infantil (a partir de los 3 años), Educación Primaria y ESO, y contempla la posible escolarización de los chicos y chicas hasta los 18 años de edad.

  • Se propicia la adquisición de la LSC como lengua completa y funcional desde edades tempranas y se introduce el catalán y el castellano de forma gradual.

  • Se favorece el aprendizaje de la lectoescritura a partir de la competencia comunicativa e informativa en LSC, sin olvidar la lengua oral.

  • Se trabaja el currículum ordinario según varios grados de adaptación, a tenor de las características de cada alumno/a, y se contempla la modificación curricular si es preciso.

  • La organización de los grupos es flexible, según cada área de actividad, a fin de optimizar la respuesta educativa requerida en cada caso. Los grupos son siempre reducidos.

  • Las características del centro permiten la construcción de identidad del alumnado como personas sordas, respetando y valorando el otro como oyente.

  • El profesorado es, en su mayoría, oyente y cuenta con algunos profesores/se sordos/as.

Directrices de organismos internacionales

Fragmentos de textos relacionados con las modalidades comunicativas y de escolarización. (Clicar encima de cada logo para obtener la información).

BIAP - Importancia de la educación auditiva en el niño sordo.

BIAP - El bilingüismo en la educación y la enseñanza del niño sordo.

UNESCO - Consulta sobre enfoques alternativos en relación a la educación de los sordos.

UNESCO - Declaración de Salamanca. Marco de acción para las necesidades educativas especiales.

ONU - Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidades.