EFECTOS DEL AMONIO EN EL CUERPO HUMANO
El amoníaco (NH4+) es producido por células que se encuentran en todo el cuerpo, especialmente en los intestinos, hígado y los riñones. En los riñones, el NH4+ juega un papel menor en el equilibrio ácido-básico, pero por lo demás es un residuo metabólico (principalmente el resultado del metabolismo de
proteínas).
La mayor parte del amoníaco que el organismo produce es utilizado por el hígado en la producción de urea. Ésta también es un residuo, pero es mucho menos tóxico que el amoníaco. El amoníaco es especialmente tóxico para el cerebro aun en concentraciones 100 veces menor que las concentraciones normales de urea

El amoníaco es especialmente tóxico para el cerebro y puede producir confusión, letargo y en algunas ocasiones coma.

Valores normales:

El rango normal es de 15 a 45 mg/dL.
 

Las condiciones que pueden incrementar los niveles de amoníaco son, entre otras:

     Insuficiencia hepática 
     Insuficiencia cardíaca congestiva severa 
     Eritroblastosis fetal 
     Sangrado gastrointestinal, por lo general en el tracto GI superior 
     Enfermedades genéticas del ciclo de la urea 
     Leucemia 
     Pericarditis 
     Síndrome de Reye 
     Algunos medicamentos 

Cuáles son los riesgos?
     Sangrado excesivo 
     Desmayo o sensación de mareo 
     Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel) 
     Infección (un riesgo leve en cualquier momento que se presente ruptura de la piel) 
     Punciones múltiples para localizar las venas