Inicio

Introducción

Características

Fotografía

Presencia

Presencia en agua

Usos

Legislación 

Técnicas analíticas

Efectos sobre la salud

Curiosidades

Tragedias del Hg
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

EL MERCURIO EN LA WEB 
Hg

Trabajo realizado por M.A. Serrano 
Módulo C,  CFGS Química Ambiental. 
Curso 2002-2003 


                               
Cinabrio, principal mena del Hg   Mercurio metálico

 

INTRODUCCIÓN clic al principio

Mercurio
Metal pesado, movedizo, de color blanco plateado, a temperatura y presión normal es líquido.
 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
1
H
                               
H
2
Li
Be
                   
B
C
N
O
F
Ne
3
Na
Mg
                   
Al
Si
P
S
Cl
Ar
4
K
Ca
Sc
Ti
V
Cr
Mn
Fe
Co
Ni
Cu
Zn
Ga
Ge
As
Se
Br
Kr
5
Rb
Sr
Y
Zr
Nb
Mo
Tc
Ru
Rh
Pd
Ag
Cd
In
Sn
Sb
Te
I
Xe
6
Cs
Ba
La
Hf
Ta
W
Re
Os
Ir
Pt
Au
Hg
Tl
Pb
Bi
Po
At
Rn
7
Fr
Ra
Ac
Rf
Db
Sg
Bh
Hs
Mt
Uun
Uuu
Uub
Uut
Uuq
Uup
Uuh
Uus
Uuo
                                     
       
Ce
Pr
Nd
Pm
Sm
Eu
Gd
Tb
Dy
Ho
Er
Tm
Yb
Lu
 
       
Th
Pa
U
Np
Pu
Am
Cm
Bk
Cf
Es
Fm
Md
No
Lr
 


 
 
 
 
 
 
 
 

 

CARACTERÍSTICAS FÍSICOQUÍMICAS clic al principio

Símbolo: Hg
Número atómico: 80
Peso atómico: 200,6 (UMA)
Estado físico: Líquido 
Color:  Plateado
Clasificación: Metales de transición 
Densidad: 13546 (kg/m3) a (20º C)
Electrones por Capas: 2, 8, 18, 32, 18, 2
Punto de fusión: -38,9º C
Calor de fusión: 0,56 (Kcal/átomo gramo)
Punto de Ebullición: 356,7º C
Calor de vaporización: 13,9 (Kcal/átomo gramo):
Calor específico: 0,033 (cal/g/°C)
Electronegatividad (Según Pauling): 1,9
Configuración Electrónica: [Xe]4f14,5d10,6s2
Números de oxidación: +1, +2
Conductancia eléctrica: 0,011 (µhmios)
Energía de ionización: 1007 (kJ.mol-1):
Afinidad electrónica: 18 (kJ.mol-1)
Radio covalente: 149 (pm) 
Radio atómico: 155 (pm)
Radio iónico (carga del ión): 127(+1) (pm), 112(+2)
Entalpía de fusión: 2,331 (kJ.mol-1)
Entalpía de vaporización: 59,15 (kJ.mol-1)
Volumen atómico: 14,81 (cm3/mol)
Estructura cristalina: Romboédrica 
 

PARA SABER MÁS clic al principio

Insoluble en agua, bastante estable frente a los ácidos sulfúrico y clorhídrico diluidos, se disuelve en ácido sulfúrico concentrado caliente, así como en ácido nítrico y agua regia

Pese a ser un metal es bastante mal conductor del calor; posée  un coeficiente de dilatación térmica que es lineal en un gran margen de temperaturas (característica que es aprovechada para usarlo en los termómetros). 

Buen conductor de la corriente eléctrica. 

Tiene una elevada tensión superficial, por lo que no moja a la mayoría de las sustancias.

En estado sólido (por debajo de 39º C bajo cero) es blando y dúctil. 

Presenta dos modificaciones cristalinas: alfa Hg (romboédrica) y beta Hg (tetragonal). El paso alfa > beta se produce a alta presión.

El vapor es monoatómico. Es estable al aire si es puro, recubriéndose de una capa gris de óxido si es impuro.

Se le conocen 7 isótopos estables y 27 radioactivos. En la siguiente tabla aparecen los datos más importantes de todos ellos.
 

PRESENCIA clic al principio

Introducción
La corteza terrestre contiene un promedio de aproximadamente 0,02 ppm de mercurio. Existen más de 20 minerales diferentes que contienen mercurio. De ellos, sólo el sulfuro de mercurio (cinabrio) y algunas veces el mercurio metálico son importantes para la producción. Como elemento traza, el mercurio es contenido en casi todo tipo de rocas volcánicas y seguramente se emitieron masivas cantidades de este elemento a la temprana atmósfera del planeta, debido a la actividad volcánica. 

Los yacimientos más importantes de mercurio están situados en estas rocas volcánicas o en pizarras negras (bituminosas). Los suelos típicamente contienen 20-150 ppb de mercurio. Algunos yacimientos se explotan exclusivamente por mercurio (como en Almadén, España, donde en el transcurso de los siglos se ha explotado más de 250.000 toneladas de mercurio y actualmente se conocen reservas de más de 75.000 t).

Sin embargo, una gran parte del mercurio producido tiene su origen como subproducto de la explotación de yacimientos sulfurosos de otros metales, mientras otra parte es producido por reciclaje de materiales secundarios y emisiones de industrias relacionadas con el elemento, como minerías, fabricación de cementos, quema de combustibles fósiles, pilas desechables, fabricación de sosa y cloro, …etc. También puede provenir de plaguicidas que lo usan en sus formulaciones.

Como dato anecdótico, cítese que otra fuente no desdeñable de emisión de mercurio al medio ambiente, en concreto los electrodos de Calomelanos están siendo dejados de utilizar en potenciometría por su potencial impacto medioambiental negativo.

Se presenta en el medio natural, además de en forma metálica, se encuentra en dos estados de valencia: monovalente y divalente.
 

Presencia en aguas clic al principio

En aguas, las concentraciones totales de mercurio son mínimas, normalmente concentraciones inferiores a 1 µg/L. En aguas contaminadas podemos encontrar concentraciones mayores, dependiendo en este caso su concentración del origen de la contaminación. La legislación vigente, RD 140/2003, para aguas potables, permite la presencia de hasta 1 µg/L.

El Hg es un elemento que sufre procesos típicos de transformación en el medio ambiente; en el agua podemos encontrarlo en forma inorgánica como cloruro e hidróxidos de mercurio +1, también lo encontraremos formando compuestos orgánicos, mucho más tóxicos que los anteriores, los más habituales son metilmercurio, dimetilmercurio y fenilmercurio, estos compuestos son inestables a pH ácido < 5,0 y medio oxidante, generando mercurio iónico divalente. El mercurio así formado experimenta dos tipos de procesos:

(a) Reducción a mercurio metálico a través de varias especies microbianas habituales en medios hídricos, como las Pseudomonas. Debido a su volatilidad el Hg elemental pasaría a la atmósfera y volvería al medio hídrico a través de la lluvia.

(b) Formación de compuestos organomercúricos altamente tóxicos (su toxicidad es debida a la presencia de grupos alquilo unidos al metal, que hace que la sustancia sea lipofílica y soluble en tejidos humanos y pueden pasar a través de las membranas biológicas) como el y dimetilmercurio. En este caso el este caso, el Hg2+ se adhiere fuertemente a las partículas orgánicas (y allí los microcroorganismos en suspensión en el agua, así como a la fina película que recubre los sedimentos del fondo del cauce hídrico, reaccionan con él) sufriendo la metilación, proceso que ocurre tanto en medio aerobio como en medio anaerobio. En medio anaerobio está propiciado por bacterias metanogénicas. En medio aerobio, el proceso también discurre vía microbiana, consistiendo en la formación de metionina mercúrica, cuya descomposición formaría los derivados mono y dietilados del mercurio. 

Los compuestos orgánicos más volátiles pasarán a la atmósfera, retornando al medio hídrico gracias a la lluvia.
 

PARA SABER MÁS clic al principio
 

Formación de metilmercurio

El proceso de formación de este compuesto ocurre en los sedimentos fangosos de los ríos y lagos, en especial en ausencia de oxígeno, cuando las bacterias y microorganismos anaerobios convierten el Hg2+ en Hg(CH3)2. El agente activo responsable del proceso de metilación es un constituyente común de los microorganismos: Un derivado de la vitamina B12 denominado metilcobalamina (cede aniones CH3-). De este proceso se forma dimetilmercurio,  que es volátil y se evapora del agua a una velocidad relativamente elevada en condiciones ácidas se transforma en la forma monometilada).

Las formas HgCH3Cl y HgCH3OH se denominan metilmercurio, y se forman de la misma manera, predominando en las aguas ácidas o neutras.

El metilmercurio, es la forma más tóxica de mercurio, ya que es soluble en los tejidos grasos de animales, se bioacumula y se biomagnifica. 

La mayoría del mercurio presente en los seres humanos está en forma de metilmercurio, y casi todo él procede de nuestra dieta de pescado: El mercurio en el pescado es metilmercurio al menos en un 80 %. El pez absorbe el metilmercurio, que está disuelto en agua a medida que pasa a través de sus branquias, así como también lo absorbe de su provisión alimenticia. El metilmercurio puede enlazarse al grupo sulfidrilo de las proteínas y distribuirse a través de todo el organismo del pez. La proporción entre el metilmercurio en el músculo del pez y el disuelto en el agua en la que habita este, es a menudo, alrededor de un millón a uno.

Las concentraciones, más altas a veces se encuentran en grandes especies predadoras marinas de larga vida como el tiburón, grandes atunes, el pez espada, y en agua dulce el lucio y la trucha. Cuanto más viejo es el pez, más capacidad de acumular mercurio. Las especies no carnívoras, como el pescado blanco, no acumulan mucho mercurio ya que la biomagnificación a través de la cadena trófica opera a mucha menor extensión que en peces carnívoros.
 
 

FUENTES Y USOS. clic al principio
(Usos del metal y de sus compuestos).

Fuentes:
Actualmente la fuente más importante de mercurio es el cinabrio., (HgS) la principal mina se encuentra en Almaden (provincia de Ciudad Real, España); aunque hoy se encuentra cerrada; también es posible obtenerlo como impurezas de sulfuros de otros metales. El metal se obtiene triturando el cinabrio (contenido en mercurio: 86,2%) y calentando en un horno a unos 700ºC en una corriente de aire. El vapor se condensa y recoge en recipientes de metálicos. España e Italia producen el 50% del mercurio mundial. 

Usos:
Instrumental científico: Aparatos de medida (termómetros, barómetros.), bombas de alto vacío, tubos de rayos X, electrodo de calomelanos.
Compuestos químicos: Como catalizador, cátodo en la electrólisis de cloruros alcalinos, síntesis de ácido acético glacial, pinturas antisuciedad.
Medicina: Empastes dentales (cada vez menos utilizado debido a su gran toxicidad), antiséptico (acetomeroctol, merbromina...). 
Minería: Debido a su capacidad para formar amalgamas, es muy usado para la extracción del oro, lo que está comenzando a ser un problema de grandes dimensiones
Otras industrias: Pilas, baterías, lámparas fluorescentes y anuncios luminosos, interruptores eléctricos silenciosos, fabricación de pesticidas 
 

Debido a la enorme toxicidad de sus compuestos este metal se halla incluido en a lista negra de la de la CEE según la directiva comunitaria 76/464/EEC , lo que ha supuesto una reducción importante en sus aplicaciones.
 

PARA SABER MÁS clic al principio

Algunos usos del mercurio inorgánico:
El sulfuro mercúrico (HgS, bermellón), pigmento: pinturas, cera de lacrar. Es el menos tóxico de sus compuestos 
La industria del sombrero donde el nitrato de mercurio es empleado para la fabricación de terciopelo a partir del pelo de conejo.
Diversas sales inorgánicas se emplean en pinturas protectoras, tratamiento de la madera, papel. etc.
El mercurio amoniacado como antiséptico y antipsoriásico.

Algunos Usos del mercurio orgánico:
El fulminato de mercurio [Hg(CNO)2], debido a su carácter inestable, es utilizado de detonador (fulminante) usado en explosivos, también se usa en terapéutica dermatológica.
Los compuestos alquílicos son usados en la agricultura como fungicidas con el propósito de evitar la proliferación de limo en la pulpa de papel, como plaguicidas en cultivos de arboles frutales, y también en el tratamiento de granos y simientes (semillas para sembrar). .
Los compuestos fenil mercúricos se emplean como antisépticos, en el tratamiento de maderas.
También se emplearon en el pasado como diuréticos; pero su utilización fue prescrita debido que el mecanismo para incrementar la diúresis consiste en daño al túbulo renal.

El mercurio y el proceso cloro-álcali: Proceso que convierte por electrolisis, cloruro de sodio a los productos comerciales cloro e hidróxido de sodio (e hidrógeno), para formar una disolución pura y concentrada de NaOH, se utiliza un flujo de mercurio que actúa como electrodo (negativo/cátodo) de la celda electroquímica, el sodio metálico que se produce, se combina con el mercurio en forma de amalgama, que es separada y más tarde inducida a reaccionar con el agua en una cámara separada, por medio de aplicación de pequeñas corrientes eléctricas, de manera que se produce hidróxido de sodio que está libre de sal. El mercurio se recupera y se reutiliza en la celda original. No obstante, el reciclado de mercurio no es completo, algo se escapa al aire y al río del cual se obtiene el agua para la refrigeración de la planta y que luego se devuelve. Aunque el mercurio líquido no es soluble en agua, ni en ácido diluido, aparentemente puede oxidarse para dar una forma soluble, por medio de la intervención de bacterias que están presentes en las aguas naturales: Por este medio el mercurio se hace accesible a los peces.
La masa de mercurio perdida al medio ambiente por las plantas cloro-alcali ha disminuido enormemente desde que el problema se identificó en los años 60. Las instalaciones que funcionan con electrodos de mercurio están siendo eliminadas y sustituidas por otras que utilizan una membrana de fluorocarbono para separar la disolución de cloruro de sodio de la que está libre de cloruro. En Europa, los procesos con mercurio aun producen cerca de las dos terceras partes del cloro.
 
 
 

TÉCNICAS ANALÍTICAS clic al principio

COLORIMETRÍA CON DITIZONA
(difeniltiocarbazona) soluble en CHCl3 Y CCl4.
La ditizona disuelta en un disolvente orgánico (CHCl3 o CCl4) al reaccionar con diversos metales, proporciona coloración a la solución, el color de la misma depende del metal con el que reaccione, está particularidad es aprovechada para la determinación de mercurio que presenta coloración naranja.

El Cu, Au, Ag y Pt2+ reacciona también con la ditizona en medio ácido. El cobre quedaría en la fase orgánica mientras que el mercurio lo estaría en la fase acuosa. Los otros contaminantes no suele presentarse en muestras acuosas. 

La sustancia formada por el mercurio y la ditizona (ditizonato de mercurio) proporciona un olor poco estable en el tiempo, razón por la cual la determinación deberá llevarse a cabo con rapidez.

La concentración mínima detectable está en 1 µg Hg/L de volumen final, que corresponde a 2 ppb si se utilizan 500 mL de muestra. 
 

TÉCNICAS INSTRUMENTALES clic al principio
Espectrofotometría de absorción atómica con vapor frío
 

PARA SABER MÁS

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) propuso modificaciones a un método analítico para detectar concentraciones muy bajas de mercurio en agua. 

El método en cuestión (método 1631) utiliza la técnica de fluorescencia atómica y puede detectar hasta 0,5 ng/L (partes por trillón) de mercurio. Las modificaciones propuestas incluyen "técnicas limpias y disposiciones adicionales de control de calidad para evitar que las muestras se contaminen durante el muestreo y análisis. 

PerKin Elmer, empresa de reconocido prestigio en el campo de la espectrofotometría, comercializa un instrumento en el que podemos encontrar características como las siguientes:

SISTEMA DE ANÁLISIS DE MERCURIO POR INYECCIÓN DE FLUJO 

FIMS-100. 

Para usarse como generador de Hidruros/Mercurio con los Modelos de Absorción Atómica, para la determinación automática de As, Se, Sb, Te, Bi y Sn por operación de Hidruros y Hg por la técnica de vapor frío. 

Incorpora la óptica de un sólo haz de alta eficiencia con la lámpara de Hg de baja presión y un detector blind-solar para máxima sensibilidad a 254 nm. 

El consumo de muestra es menor a 300 microlitros por determinación, mientras que el concurso de reactivo es de menos de 180 mL/hora. 

Permite el análisis de hasta 3 muestras por minuto. 

Control totalmente automático de operación mediante PC. 

Permite incrementar la sensibilidad de las determinaciones de Hg usando la técnica opcional automática de amalgamación. 

Capacidad de determinación multielemental secuencial automática. 

Preconcentración On-Line del analito en forma automática. 

Dilución On-Line automática. 

Agregado automático de reactivos On-Line. 

Especiación automática On-Line Cr3+ y Cr6+
 
 

EFECTOS SOBRE LA SALUD clic al principio

El mercurio es el más volátil de todos los metales, su vapor es altamente tóxico, difunde desde los pulmones hacia el flujo sanguíneo, originando un grave daño en el sistema nervioso central, que se manifiesta por dificultades de coordinación, problemas sensoriales en la vista y en el tacto.

Las emisiones de mercurio procedentes de procesos industriales en países desarrollados se han restringido con éxito, pero esto es solo una pequeña parte del problema ya que el elemento se emite desde muchas otras fuentes.

Bioquímicamente, el mecanismo de acción tóxica proviene de la fuerte afinidad de los átomos por el azufre. Así los grupos sulfidrilo –SH, (presentes comúnmente en las enzimas, que son proteínas que controlan la velocidad de las reacciones metabólicas críticas en el cuerpo humano)

El enlace metal-azufre del enzima afecta a la molécula de tal manera que no puede actuar normalmente y la salud humana queda afectada adversamente.

La manifestación principal del envenenamiento con sales de mercurio, es la anuria.

Datos de laboratorio:

La concentración más baja de metilmercurio en sangre asociada con síntomas identificables es de 0,2 µg/mL. Se ha establecido una concentración sanguínea estándar provisional que no exceda de 0,1 µg/mL para el metilmercurio y otros derivados orgánicos del mercurio. La toxicidad para el sistema neuromuscular aparece con cifras de mercurio inorgánico en sangre menores de 0,1 µg/mL.

La excreción urinaria de más de 0,3 mg de mercurio por 24 horas indica la posibilidad de envenenamiento con mercurio. Una cifra promedio superior a 0,1 mg/24 horas en la orina de las personas que trabajan con mercurio, indica la necesidad de emplear medidas correctivas en la asignación de trabajo. Un individuo que tenga más de 0,2 mg/24 horas en la orina, debe ser retirado de la exposición hasta que su concentración urinaria sea menor de 0,05 mg/24 horas. Los trabajadores que utilizan compuestos mercuriales orgánicos deben ser retirados de nuevas exposiciones sí la excreción urinaria llega a ser mayor de 0,05 mg/24 horas. El departamento de salud de la jurisdicción o del estado debe hacer los arreglos convenientes para hacer la determinación de mercurio.

Proteinuria y hematuria (pueden estar ausentes en el envenenamiento crónico).

Diversos organismos internacionales de reconocido prestigio han dado como límite de exposición para el mercurio las siguientes concentraciones:

TWA OSHA 0,1 mg/m3,
NIOSH: 0,05 mg/m3
STEL ACGIH: 0,15 mg/m3
IDLH: 28 mg
MAC URSS:0,1 mg/m3
 

CLASIFICACIÓN SEGÚN EL TIPO DE INTOXICACIÓN clic al principio
(aguda-crónica)

Intoxicación aguda:

Ingestión: la ingestión de sales mercúricas causa sabor metálico, sed, dolor abdominal intenso, vómito y diarrea sanguinolenta. La diarrea sanguinolenta y con fragmentos de moco, puede continuar por varias semanas. De un día a dos semanas después de la ingestión, aparece disminución o ausencia del flujo urinario. La muerte si llega a ocurrir es por uremia.

A menudo se presenta estenosis esofágica gástrica o intestinal después de ingerir cloruro mercúrico.

Inhalación. la inhalación de una gran concentración de mercurio en forma de vapor puede provocar casi de inmediato disnea, tos, fiebre, náusea, v6mito, diarrea, estomatitis, salivación y aliento metálico. Los síntomas pueden aliviarse o progresar a bronquiolitis necrosante, neumonitis, edema pulmonar y neumotórax. Por lo general, este síndrome es mortal en los niños. Pueden presentarse acidosis y daño renal con la consecuente insuficiencia renal. La inhalación de compuestos mercuriales orgánicos volátiles en altas concentraciones provocan aliento metálico, desvanecimientos, torpeza, lenguaje farfullante, diarrea y en ocasiones convulsiones que llegan a ser mortales.

Los compuestos de alquilmercurio se concentran en el sistema nervioso central produciendo ataxia, corea, atetosis, temblores y convulsiones. El daño tiende a ser permanente.

Tratamiento clic al principio
En el caso de intoxicación aguda, el tratamiento sintomático se suplementará con la administración de BAL (2,3-dimercaptopropanol) por vía intramuscular.

No existen antídotos específicos para la intoxicación crónica, lo cual hace que tenga aún mayor importancia la detección precoz de las lesiones incipientes toda vez que, dependiendo de la gravedad de los signos clínicos, es posible que no se logre una recuperación completa del paciente una vez interrumpida la exposición. Se han sugerido diversos tratamientos para estimular la eliminación de mercurio: sesiones de transpiración así como la administración de agentes queladores. Algunos de estos agentes se han utilizado en el hombre (BAL, GaNa, EDTA, penicilamina, N-acetil-D-penicilamina). Los estudios experimentales parecen indicar que otros agentes queladores pueden ser más efectivos (2,3-dimercaptopropano-1 -sulfonato sódico o el ácido dimercaptosuccínico). El agente quelante debería continuarse hasta que la cifra de mercurio en orina descienda a menos de 50 µg/24 horas.

Medidas generales:

Trátese el choque y la anuria.

Trátense las lesiones estenóticas del sistema digestivo después de practicar endoscopia. Algunos autores han sugerido que la administración de neostigmina a la dosis de 15 a 22,5 mg y de atropina, 2-3 mg/día, en dosis divididas, aumentarán el tono muscular en las últimas etapas del envenenamiento con los alquilmercuriales.

Intoxicación crónica
Inyección o ingestión: la inyección de compuestos orgánicos mercuriales o la ingestión de sales mercúricas que son insolubles o que se disocian poco, incluyendo el cloruro mercurioso y los compuestos mercuriales orgánicos, durante un periodo prolongado causan urticaria que progresa a dermatitis exudativa, estomatitis, salivación, diarrea, anemia, leucopenia, daño hepático y lesión renal que progresa a insuficiencia renal aguda con anuria. La inyección de mercuriales orgánicos ha causado depresión o irregularidades en la función cardiaca y anafilaxia. En niños, la frecuente administración de calomelano es aparentemente la causa de un síndrome conocido como polineuropatía eritematosa (acrodinia o “enfermedad rosada”). Los síntomas

son fotofobia, anorexia, inquietud, estomatitis, dolores en piernas y brazos, palmas rosadas, oliguria y diarrea grave. Los síntomas pueden persistir semanas o meses.

Inhalación o contacto cutáneo: la inhalación de vapores, polvos, o vapores de compuestos orgánicos de mercurio, o la absorción cutánea de mercurio o compuestos del mercurio durante un periodo largo, causa mercurialismo. Los hallazgos son extremadamente variables e incluyen temblores, salivación, estomatitis, aflojamiento de los dientes, línea azul en las encías, dolor y adormecimiento de las extremidades, nefritis, diarrea, ansiedad, pérdida de peso, cefalea, anorexia, depresión mental, alucinaciones e indicios de deterioro mental.

Tratamiento 
Evitar nuevas exposiciones. Administrar dimercaprol. Tratar la oliguria. Mantener la nutrición por vía intravenosa o alimentación oral.
 

CLASIFICACIÓN SEGÚN LA VÍA DE ENTRADA clic al principio
(inhalada-ingerida-dérmica)
 

Inhalación
La inhalación de vapores, polvos, o vapores de compuestos orgánicos de mercurio, o la absorción cutánea de mercurio o compuestos del mercurio durante un periodo largo, causa mercurialismo. Los hallazgos son extremadamente variables e incluyen temblores, salivación, estomatitis, aflojamiento de los dientes, línea azul en las encías, dolor y adormecimiento de las extremidades, nefritis, diarrea, ansiedad, pérdida de peso, cefalea, anorexia, depresión mental, alucinaciones e indicios de deterioro mental.

Ingestión:
La ingestión de sales mercúricas que son insolubles o que se disocian poco, incluyendo el cloruro mercurioso y los compuestos mercuriales orgánicos, durante un periodo prolongado causan urticaria que progresa a dermatitis exudativa, estomatitis, salivación, diarrea, anemia, leucopenia, daño hepático y lesión renal que progresa a insuficiencia renal aguda con anuria. La inyección de mercuriales orgánicos ha causado depresión o irregularidades en la función cardiaca y anafilaxia. En niños, la frecuente administración de calomelano es aparentemente la causa de un síndrome conocido como polineuropatía eritematosa (acrodinia o “enfermedad rosada”). Los síntomas son fotofobia, anorexia, inquietud, estomatitis, dolores en piernas y brazos, mas rosadas, oliguria y diarrea grave. Los síntomas pueden persistir semanas o meses.

Vía dérmica:
La absorción cutánea de mercurio o compuestos del mercurio durante un periodo largo, causa mercurialismo. Los hallazgos son extremadamente variables e incluyen temblores, salivación, estomatitis, aflojamiento de los dientes, línea azul en las encías, dolor y adormecimiento de las extremidades, nefritis, diarrea, ansiedad, pérdida de peso, cefalea, anorexia, depresión mental, alucinaciones e indicios de deterioro mental.
 

CLASIFICACIÓN SEGÚN EL TIPO DE COMPUESTO clic al principio
(metal–inorgánico-orgánico)

Cualquier compuesto de mercurio es muy tóxico, en especial los compuestos orgánicos. Esto unido a la rápida adsorción del mercurio orgánico por los organismos vivos y la lentitud a la hora de excretarlo hace que se produzca el proceso de biocumulación a medida que se asciende en la cadena trófica. Así se observa que las concentraciones de mercurio detectadas en los organismos vivos son mayores cuanto más arriba se encuentres situados dentro de esta cadena. Por ejemplo, las ostras y los mejillones pueden contener niveles de mercurio y de cadmio que son 100000 veces que los que se encuentran en el agua donde viven. Así es fácil prever que en principio nuestra mayor preocupación por la posible intoxicación humana debida al mercurio (y en general por cualquier sustancia bioacumulable) es debido a la ingestión de alimentos que hallan vivido en medios con una presencia de mercurio importante.

El mercurio y sus compuestos al ser capaces de impedir el proceso de división cromosómica puede producir malformaciones en hijos de madres que no presentes síntomas de intoxicación.

El mercurio metal: El mercurio metálico ingerido no es tóxico, ya que no se absorbe. Sin embargo, el mercurio metálico retenido en los pulmones o el inyectado por vía intravenosa producirán toxicidad. Los vapores de mercurio se encuentran en estado monoatómico y son lipofílicos. Estos se dirigen a las células cerebrales, donde es oxidado a Hg2+ que es el que produce los efectos tóxicos. 

Compuestos de mercurio inorgánico: El cloruro mercurio (I), el mercurio amoniacal, el protoyoduro mercúrico y los mercuriales no es probable que causen envenenamiento agudo porque se absorben poco.

Compuestos de mercurio orgánico:

Los antisépticos orgánicos como el acetomeroctol, merbromina, mercocresol, nitromersol, sales y ésteres fenilmercúricos, y timerasol (Merthiolate) no es probable que causen envenenamiento agudo porque se absorben poco.

El metilmercurio, debido a su alta solubilidad en lípidos, se distribuye a través de todo el organismo, debido a su facilidad para atravesar  todas las membranas. Los niveles en la sangre se equilibran con los niveles en los tejidos, por lo que la sangre es un buen indicador clínico. Cerca del 90% de todo el metilmercurio presente en la sangre, se encuentra en los glóbulos rojos, también se concentra en el hígado, el riñón, el cerebro, el cabello y la epidermis. 

El metilmercurio y la cadena alimenticia.  En la forma como se contamina la región de La Mojana (Amazonía colombiana), el último lugar para el metilmercurio está en los sedimentos de los océanos, ríos y lagos.  El metilmercurio es producido por las bacterias metanogénicas. Cuando el mercurio es metilado por la ingestión de los microorganismos,  un átomo de carbono es adicionado al átomo de mercurio, este átomo adicional cambia las propiedades del mercurio consiguiendo ser fácilmente acumulado en peces. Una vez liberado por los microorganismos, el metilmercurio rápidamente se difunde y es vinculado a las proteínas en la biota acuática, de aquí éste marcha hacia la cima de la cadena alimenticia en un proceso llamado Biomagnificación.  Los peces más pequeños absorben el metilmercurio del agua que pasa por sus agallas y de la flora y fauna contaminada con la que se alimenta. Luego estos peces son comidos por otros peces más grandes, razón por la cual se encuentran concentraciones más altas en peces a lo más alto de la cadena alimenticia acuática. Paralelamente y debido en parte a la biomagnificación, ocurre la Bioacumulación, proceso por el cual los organismos vivos, incluyendo a los seres humanos, absorben contaminantes más rápidamente de lo que sus cuerpos pueden eliminar, por lo que el contaminante se acumula todo el tiempo.

Toxicidad del metilmercurio. El metilmercurio en humanos ataca principalmente el sistema nervioso y el cerebro. Investigaciones muestran que el cerebro de un feto es 5 a 10 veces más sensible al metilmercurio que el cerebro de un adulto  debido a las interferencias químicas con la división y migración de células que se forman en el cerebro y la destrucción de algunas de éstas.  El metilmercurio llega al feto desde la madre a través de la placenta y puede causar daños al feto sin causar síntomas en la progenitora. Uno de los graves problemas es que los síntomas pueden tardar semanas o hasta meses en aparecer después de la exposición al metal. Es importante recalcar que el cuerpo humano libera la mitad de su metilmercurio en 70 días y continúa disminuyendo la mitad del metilmercurio cada 2 meses hasta ser eliminado por completo, esto ocurre si no se sigue ingiriendo del compuesto, de lo contrario los tiempos de eliminación serán mucho mayores.
 
 

RIESGOS Y PELIGROS clic al principio

Exposiciones Ocupacionales

Todos los trabajadores que participan en la extracción y recuperación de mercurio tienen un riesgo elevado de exposición a sus vapores.

El trabajo de mantenimiento en hornos, cañones de chimenea y retortas son una fuente potencial importante de exposición.

También tienen riesgo los trabajadores en plantas de cloro, aunque la mayoría opera utilizando sistemas cerrados, en algunos países subdesarrollados se utiliza tecnología antigua y por consiguiente puede haber exposición importante.
 
 

CURIOSIDADES clic al principio

Los romanos a partir del mercurio y del cinabrio, obtenían el preciado bermellón, considerado como un producto de lujo, que tras ser elaborado en Roma se destinaba a embellecer los cuerpos de ricos patricios.

Almadén (al maden, en árabe, significa «mina»), El nombre de Almadén (La Mina), le viene desde la ocupación árabe, ya que con anterioridad los romanos la llamaron Sisapo.

En España hay nueve plantas de producción de cloro-sosa con celdas de mercurio, las tres más grandes ubicadas en Catalunya: Martorell (Solvay), Flix (Ercros) y Vila-seca (Aragonesas) en orden descendente de capacidad de producción de cloro.
 
 

TRAGEDIAS DEL MERCURIO clic al principio

El mercurio ha sido utilizado en minería durante más de 2300 años, a lo largo de la historia el número de muertes provocada directamente por este elemento es de difícil cálculo. 

A continuación se describen los acontecimientos más desafortunados ocurridos debidos al mercurio.

Siglo XIX

En Inglaterra en el siglo XIX, el mercurio fue usado para conservar y preservar el brillo de los sombreros de piel de castor. Los empleados de la industria de sombreros desarrollaron con frecuencia síntomas de demencia. Esto fue atribuido al mercurio elemental volatilizado inhalado.
 

1953

En 1953, Minamata, un pueblo pesquero del sur del archipiélago japonés en Una planta química (Chisso Corporation, empresa de fertilizantes, petroquímicos y plásticos) que utilizaba Hg2+ como catalizador en un proceso industrial que producía cloruro de polivinilo, vertió durante el periodo comprendido entre 1932 y 1968 sus residuos calculados en unas 27 toneladas de compuestos de mercurio, en la bahía en la que se encuentra situado este pueblo, el metilmercurio que se formó después de la descarga se bioacumuló a niveles de hasta 100 ppm en los peces, los cuales eran el principal componente de la dieta de muchos habitantes del pueblo. Cientos de personas murieron y miles de ellos resultaron afectadas de envenenamiento por mercurio. Los síntomas en personas consistieron en disfunciones del sistema nervioso central: Insensibilidad en brazos y piernas, perdida de visión y de audición, incoordinación muscular:

Los niños nacidos de madres expuestas mostraron graves daños cerebrales; síntomas similares a los de la parálisis cerebral: El envenenamiento de Minamata, de buen seguro ha sido uno de los desastres ambientales mayores de los tiempos modernos.

El metilmercurio es un contaminante peligroso que actualmente se encuentra con bastante frecuencia en las aguas de arroyos y ríos. Como todos los derivados orgánicos del mercurio, es enormemente tóxico: el vertido de compuestos de mercurio de una industria en una zona marítima en la región de Minamata (Japón) en 1952, produjo 52 muertes y cientos e intoxicados; en el mar, el mercurio se convirtió en CH3HgSCH3, que fue ingerido por los peces que formaban parte importante de la dieta local.
 

1971-1972

Entre 1971-972 en Irak, se produjo una intoxicación masiva por consumo de pan, elaborado de forma casera a partir de harina de trigo, cuyo grano, destinado a la siembra, había sido importado de España, previamente se había tratado con fungicida a base de metilmercurio, y se le había aplicado un colorante para diferenciarlo del trigo destinado al consumo directo. Las intensa sequía que asoló la zona y que estaba provocando una gran hambruna propició que dicho trigo llegará a manos de la población y fuese utilizado para un fin que no era el suyo; el gobierno irakí pese a los esfuerzos sólo recuperó un 7 % de las 90.000 toneladas de semillas de trigo que habían sido importadas, las bolsas de las semillas fueron etiquetadas para que no fuesen comidas, pero la advertencia fue escrita … ¡¡¡ en castellano !!!. El pan contenía en promedio 7,9 ppm de metilmercurio.

La epidemia que cursó con afectación neurológica con síntomas de parestesia, ataxia, sordera y constricción visual, afectó a más de 6500 personas, con 459 muertes, al igual que en Minamata hubo una importante afectación neurológica en niños por exposición fetal. Diversos estudios y análisis de mercurio en muestras biológicas de personas afectadas (sangre, cabellos) permitieron establecer relación entre dosis interna del tóxico y frecuencia de aparición de los síntomas. Ello permitió conocer dosis umbral y límites de seguridad para la exposición al mercurio que en la actualidad están siendo utilizadas en estudios realizados sobretodo en zonas pesqueras (Seychelles, Perú, Canadá, Amazonas,...)

Hoy día

Cuenca del Amazonas

Episodios similares, más recientes han sido descritos de la cuenca fluvial del  Amazonas donde el mercurio es utilizado como amalgamante por los buscadores de oro. El mercurio se amalgama con el oro, para separarlos simplemente esnecesario calentar, con el consiguiente perjuicio para el medio ambiente. clic al principio