_
TALLER DE WEBQUEST
¿Cómo se hace una rúbrica?
Cerrar

 

Una de las partes más delicadas de una WebQuest es la creación de la rúbrica. ¿Tan difícil es? En realidad no. Sólo hemos de ajustar estos tres pasos:

Paso 1: Generar las dimensiones de evaluación potenciales.

Este paso es el más importante y el que diferencia una rúbrica de una evaluación tradicional. En la evaluación tradicional damos a los alumnos una nota numérica o en letras, el equivalente a un "hmm, no está mal..." En cambio, si escogemos con cuidado el número de dimensiones para evaluar estaremos clarificando nuestras expectativas y la interacción con los alumnos resultará más provechosa.

Para crear nuestra rúbrica podemos empezar por ir anotando aquellas dimensiones que pueden tener algún sentido en la WQ que estemos elaborando, ya que éstas dependerán del producto final que los alumnos tengan que realizar.

Si la tarea consiste en: Habéis de considerar estas posibles dimensiones:
Una presentación oral La proyección de la voz
El lenguaje corporal
La gramática
La pronunciación
Una presentación en PowerPoint
La calidad técnica
La estética
La gramática
El vocabulario
Un producto escrito La gramática
El vocabulario
La organización
El formato
Un producto creativo La creatividad
La calidad técnica
El grado de ajuste a las convenciones del género
Una colaboración La cooperación
La responsabilidad individual
La resolución de conflictos
Un diseño La efectividad de las propuestas
La creatividad de las propuestas
La justificación de las propuestas
Una persuasión La calidad de los argumentos
El interés que despiertan en la audiencia
La organización
La secuenciación
Un análisis (científico o de otro tipo) La inferencia
El análisis de los datos
Un juicio La adecuación de los elementos a considerar
La articulación de los elementos
La jerarquización de criterios
Una compilación Los criterios de selección
Los criterios de organización
Una actividad de periodista La exactitud
La organización
Paso 2: Seleccionar un número razonable de dimensiones.
Probablemente en el primer paso hayamos hecho una lista más larga de lo que realmente necesitamos. Ahora hemos de ajustar: ¿cuál es el número adecuado?
Algunos autores recomiendan que la rúbrica ocupe una única página impresa. Otros creen que el número de dimensiones correcto está entre 4 y 8... en definitiva, todo depende del diagnóstico que queramos hacer: si se trata de una evaluación formativa es mejor que sobren que no que falten; si se trata de la evaluación sumativa de un tema concreto con menos dimensiones será suficiente.
Paso 3: Escribir las descripciones de la rúbrica.
Ahora hemos de pensar en cada una de las dimensiones, pensar un ejemplo de cómo debería ser una dimensión para ser magnífica. Entonces podremos hacer una descripción breve y clara y escribirla en la tabla que estamos utilizando para crear la rúbrica.
¿Y cómo sería si el resultado no hubiese sido tan bueno? Hagamos una nueva descripción de la dimensión para este caso y así sucesivamente hasta haber descrito los niveles que hayamos considerado (por ejemplo Justo, Aceptable, Buen nivel y Excelente).

Traducido de:
Creating A Rubric for a Given Task

Tabla para crear una rúbrica (inglés)