Un aula con diferenciación de espacios (definir espacios)

Distribución del aula

A- Espacio para el trabajo corporal
B- Espacio de estimulación sensorial
C- Espacio para la comunicación
D- Espacio de espera
E- Espacio común
F- Otros



(para ampliar la imagen haga click encima de ésta)


A - Espacio para el trabajo corporal

El control postural i el movimiento. El control de esfínteres. La sensibilización corporal: sensaciones térmicas, masajes, duchas secas. Vahos. Otros.




B - Espacio para la estimulación sensorial

  1. Estímulos visuales: Luces. Materiales en blanco/negro, de tonalidades brillantes, fluorescentes. Materiales de diferentes colores. Otros.
  2. Estímulos auditivos: Sonidos ambientales. Sonidos naturales. Juguetes i aparatos sonoros. La música. La voz. Otros.
  3. Estímulos táctiles: Objetos i materiales de diferentes texturas, temperatura peso y volumen. Otros.
  4. Estímulos olfativos i gustativos: Olores i sabores contrastados.




C - Espacio para la comunicación

Plafones de comunicación con objetos referenciales tri o bidimensionales, según sean las necesidades individuales i comprensivas de cada niño.


D - Espacio de espera

Ofrecer al niño un espacio con elementos referenciales, indicadores de la espera, para ayudar a situarlo contenerlo i darle seguridad.

E - Espacio común

Una mesa común adaptada, una colchoneta…, ayuda a hacer grupo y poder compartir algunas tareas, como el ritual de entrada, de salida, almorzar, jugar, escuchar música...

F - Otros espacios

El techo también puede transformarse en un espacio útil. Del cual es posible colgar: superficies con diferentes elementos (cintas, globos), móviles visuales y sonoros, fluorescentes de luz ultravioleta, focos de diferentes colores una bola de espejos (giratoria). Otros.




Y por el resto del aula potenciar el desplazamiento a través del medio más adecuado a las necesidades del niño:
  • caminando con o sin ayuda
  • arrastrándose por el suelo
  • con caminador
  • con silla de ruedas

    * Tener presente los puntos de referencia que facilitan la orientación al realizar un trayecto, así como dar un significado a su recorrido con una intencionalidad de actuación.

    En el aula, es necesario que los espacios estén suficientemente diferenciados, aunque un mismo espacio se utilice para tareas diferentes. Trabajar la anticipación de la actividad a hacer en un espacio concreto, con referentes significativos para el niño, ayuda al reconocimiento del espacio antes mencionado.

    El aula con diferenciación de espacios dispone de una serie de ventajas.
  • El niño no se ha de trasladar. Se reduce su posible dispersión y desubicación. Se economiza en esfuerzo y se gana en tiempo de actuación.
  • La podemos transformar en un entorno estimulante i continuo para el niño.
  • Resulta más fácil cambiar el horario programado en un momento dado, acomodándose más al ritmo i dinámica del niño.


    ¿Cómo diferenciar los espacios?

    Si la sala es suficientemente amplia, existen diferentes recursos y posibilidades para diferenciarlos (pensando siempre en las necesidades de los niños).

    Algunas sugerencias:
  • Cortinas separadoras (táctiles), fijas o móviles: de plumas, de papel, de tejido...
  • Cortinas y móviles sonoros
  • Referente/objeto anticipador: un muñeco, una pelota, papel resonante...
  • Una fragancia
  • Una melodía
  • Un efecto luminoso
  • Diferente textura en el suelo…



  • Estos indicadores servirán al niño como anticipo para reconocer el espacio donde se hará una actividad concreta. Por consiguiente es necesario contemplar la asociación referente/actividad/espacio, a través de una rutina de actuación tanto en la secuenciación del contenido como en la forma de presentar.

    Si el espacio es de uso múltiple, a un mismo espacio le podemos poner uno u otro referente, en función de la actividad a hacer.



    -------OOOOOOO-------