Pablo Gargallo
El profeta
Catalogación:
  • Pablo Gargallo (1881 1934)
  • Escultura metálica de hierro
  • Expresionismo
  • 1933
  • Museo Centro de Arte Reina Sofía. Madrid

Descripción de la obra:

  • Una de las últimas obras de Pablo Gargallo.
  • Imponente figura férrea, simplicidad y compleja estructura
  • Intento de esculpir el vacío, el hueco, en contrasentido con la norma de la escultura, que consiste en dar forma al volumen.
  • Las láminas que componen el profeta, no componen un bloque, sino que se curvan, y se tuercen entre sí.
  • La luz resbala por la superficie del bloque, se introduce por el interior, crea zonas de clarooscuro.
  • La figura resultante es un hombre que está gritando, figura poderosa, amenazante con una mano levantada en actitud de orador, y otra que sujeta un bastón.
  • Preocupación por el aspecto muy acentuada.
  • El escultor no quiere hacer una figura abstracta.
  • Mirándolo desde planos distintos, el profeta es el mismo, el mismo gesto y sentido, la misma persona.
  • La profundidad no es una continuidad frontal, se consigue con el juego de piezas y de vacíos.
  • Las líneas y planos nos conducen hacia la cabeza, y a la boca, centro expresivo de la figura, tanto en su visión frontal como en las laterales.
  • El aire entra a través de la chapa y la llena de luz, construyendo el volumen en negativo.
  • La experiencia de unir el exterior con el interior llega a su máxima expresión.
  • El profeta presenta formas que nos recuerdan a los cubistas, pero se mueve dentro de los planteamientos espirituales del expresionismo, la dureza, la agresividad y el carácter.


  • Técnica y estilo:
    • Gargallo es el introductor del vacío como volumen.
    • Sustituye el mármol, o el bronce, por el hierro, dramatismo expresivo
    • Creación de un nuevo lenguaje escultórico.
    • Recién llegado a Barcelona Gargallo se integra en el ámbito cultural y de tertulia de Els Quatre Gats i l'Escola de la Llotja.
    • En París se interesa por la escultura de Rodín. Formación en el noucentismo, deriva entre el modernismo de formas redondas y la simplicidad del contacto con el cubismo.
    • En 1912 da el paso decisivo en su carrera al sustituir los materiales convencionales por las láminas de hierro forjado. Se trataba de trabajar el volumen como no lo había hecho antes ningún artista. 


  • Otros datos:
    • Los críticos de los años 20 se dieron cuenta de la novedad que representaba el escultor.
    • En la revista Gaseta de les Arts (marzo de 1929), aparece un artículo titulado Escultures metaliques de Pau Gargallo, en el que podemos leer lo siguiente: «La gran novedad de la obra de gargallo es la búsqueda de un volumen abstracto gracias a la iluminación. Dividiendo sus superficies en cóncavas, convexas y planas, llega a conjuntarlas de manera tan perfecta como natural, para crear estos organismos vivientes, en los cuales juegan la luz y la sombra de forma nerviosa. El milagro era ligar los planos convexos, que, rechazando los planos luminosos, los dispersan sobre sí en planos inestables, a las superficies cóncavas, que se encargan de guardar esos rayos reflejados».

 
Pàgines de batxillerat humanístic i artístic. Javier Arrimada 2010