Base documental d'Història Contemporània de Catalunya.
 

MANUEL CANTARERO SAN VICENTE (?-?)

Font:
RULL SABATER, Alberto: Diccionario sucinto de Ministros de Hacienda (s.XIX-XX). 1991: Madrid. Instituto de Estudios Fiscales. Documento,16. 168 pp.

Text:
Nació en Madrid el 21 de septiembre de 1804, habiendo fallecido en la misma capital. Su primera incursión en el Ministerio de Hacienda está ligada a los acontecimientos revolucionarios ocurridos, avanzado el año 1854, después de la caída del Gobierno que presidía Sartorius, y de aquel que con ánimo de apaciguamiento presidió desde el 18 de julio el Duque de Rivas, pero que no tardaría en quedar, a su vez, rebasado por los acontecimientos políticos del mismo mes. De nuevo recibió el nombramiento de Ministro de Hacienda el 14 de julio de 1856, pero también por muy corto período, pues dejó el cargo el 20 de septiembre siguiente (todo ello dentro del período en que O'Donnell fue Presidente del Gobierno y que al parecer confió en que Cantarero le resolvería las acuciantes dificultades económicas del momento). Sin duda agobiado por el mal estado de la Hacienda, se mostró decidido partidario de llevar adelante la desamortización, cuyo último empuje había sido dado poco antes por Madoz, cuando estuvo ocupando la cartera de Hacienda; en tal sentido, Cantarero emitió una Circular dirigida a todos los Gobernadores Civiles incitándoles a activar las ventas de bienes eclesiásticos, como el último recurso que le quedaba a Hacienda para remediar la mísera situación en que se encontraba el Erario Público; al parecer O'Donnell aceptó la idea, pero encontró la firme oposición de Isabel II. Trató Cantarero de vencer la resistencia de la Reina ofreciendo la suma de 60 millones para reconstrucción de templos ruinosos, pero tal proyecto fue rechazado, y consecuencia de ello fue que Cantarero se retiró del Gobierno haciendo observar a cuánto se exponían los que todavía permanecieran en él (*). A Cantarero le sustituyó al frente del Ministerio Pedro Salaverría, que inmediatamente retiró los proyectos de Cantarero, pero que ni apenas pudo mantenerse en el puesto un mes...
Cantarero fue después Alcalde de Madrid y designado Senador en 1868, ocupando hasta su muerte el puesto de Gobernador del Banco de España.

(*) Se da cuenta que al dimitir llegó a decir a sus compañeros de Gabinete: "Pronto me seguirán ustedes, caerán como yo y menos dignamente, porque ya están caídos, y tendrán que considerarse como echados por el balcón sin que nadie les recoja, pues olerán como cadáveres en putrefacción".

 

Índex alfabètic

Pàgina inicial

Índex general de governs