Base documental d'Història Contemporània de Catalunya.
Guerra del Francès (1808-1814)
 

Decreto por el cual se hacen responsables los pueblos y ciudades de Cataluña de los asesinatos, deserción y rapto de las tropas francesas

Font:
FERRER, Raymundo: Barcelona cautiva o sea diario exacto de lo ocurrido en la misma ciudad mientras lo oprimieron los franceses esto es desde el 13 de febrero de 1808 hasta el 28 de mayo de 1814. Barcelona: Oficina de Antonio Brusi. 1815.Volum VII;VII-VIII pp.

Comentari:
L´Exèrcit francès davant dels atacs guerrillers va adoptar una política de terror cap a la població civil amb la intenció d´espantar-la i inhibir-la dels fets militars. Caldria ressaltar una mesura d´aquesta política de terror: La mort de sis persones per cada soldat francès mort, triades a l´atzar, les quals eren penjades a la forca sense contemplacions.
Els efectes d´aquesta mesura eren contràries a les que buscaven. La població va donar més suport a la guerrilla com a resposta d´aquestes mesures.

Text:
Nos el Mariscal del Imperio,etc...
Considerando que el interés de las cabezas y principales habitantes de los Comunes de Cataluña, les prescribe el que usen de toda autoridad é influxo, para conservar el orden entre el pueblo, y hacerles estar pasivo en los sucesos de la guerra.
Considerando, que la seguridad del Exército exige, que se trate con rigor à todos los que ayudan ó favorecen, de qualquier modo que sea, el espionage, enganghamiento y deserción, ó que por su conducta pueden ser mirados como que auxilian los proyectos de nuestros enemigos; hemos decretado y mandamos lo siguiente:
Art 1.Las cabezas y habitantes de los Comunes, son todos y cada uno por sí, responsables del delito de asesinato, desercion y rapto cometido en su territorio, sobre la persona de los militares franceses, aliados suyos y demás individuos empledos en el Exército ó que le siguen, à no ser que sea en accion de guerra ocasionada y de hecho por la tropa reglada enemiga.
Art.II. Quando se hubiere justificado que un militar frances, sus aliados ó demás individuos destinados al Exército ó que le siguen, hubieren sido muertos, heridos, presos ó tomados en el territorio de un Comun, à no ser que sea por tropa enemiga, y los deliquentes de semejantes delitos no se predieren y entregaren al Exército, por cada individuo muerto herido, preso o llevado, se tomarán seis habitantes, los pimeros que vinieren à la mano, que se encontrarán en el lugar, ó à tiro donde se hubiere cometido el delito, quienes seran ahorcados sin ninguna otra formalidad de proceso, por reparacion sus bienes confiscados, y sus casas saquedas y demolidas, y en caso, de resistencia de los habitantes, seran reducidos por la fuerza, y su común pillado é incendiado.
Art.III. Todo individuo que fuere tomado con armas en la mano, y no reconocido por su uniforme militar, por destinado à un cuerpo de tropa reglada, serà de repente ahorcado sin otra formalidad de proceso.
Art.V (sic). Los delitos serán considerados y castigados en quanto al no descubrirlos, como atentados contra la seguridad del Exército; por consiguiente, todo individuo que tuviere noticias de maquinaciones de semajante naturaleza, será juzgado al tenor de los artículos 103 y 105 del código penal, que dice así:
Art. 103. Todos y qualesquiera individuos, que teniendo noticia de maquinaciones tramadas, ú otros delitos proyectados contra la seguridad interior del estado, no hubieren hecho la declaración de dichas maquinaciones ó delitos, y no hubieren dado parte al Gobierno ó à las Autoridades administrativas ó de policia judicial, de las circunstancias que hubieren llegado à su noticia, todo dentro el término de 24 horas en que tuvieren dicha noticia, serán castigados, aun quando fuesen reconocidos por exentos de toda complicidad, únicamente por no haberlos manifestado, con el modo y destinos que siguen.
Art. 105. En quanto a los demás delitos ó maquinaciones (fuera de los de lesa majestad), mencionados en el presente capítulo, todo y cualquier individuo que, así lo supiere, no hubiere hecho su declaración que prescribe el articulo 103, será castigado con dos à cinco años de cárcel, y se le pondrá una multa de quinientos à dos mil francos.
Art. VI. De aquí en adelante todo y qualquier individuo acusado de delitos contra la seguridad del Estado y del Exército, y que hubiere sido descargado por no haber pruebas suficientes, pero que no fueran completamente justificadas, será enviado ante la alta policía del Gobierno general para que disponga lo conveniente.
Art.VII. Todo y qualquier individuo que fuere convicto de haber encendido fuegos en los terrados, balcones ó ventanas despues de puesto el sol, para hacer señales, o bien de dia, ó bien de noche, será ahorcado sin otra formalidad de proceso.
Art. VIII. Hacemos recuerdo al Exército de las leyes, reglamentos y órdenes del dia, que trae pena de la vida contra todo y cualquier individuo del Exército, ó que le sigue, convicto de robo, pillage, violencia hecha á mugeres, ó asesinato contra los habitantes de Catalunya.
Art.IX. El presente decreto se pondrá en la órden del Exército, se imprimirá y fixará en todos los Comunes.
Los señores Generales, gefes de cuerpos, administraciones militares, civiles y de policia, quedan especialmente encargados de zelar su entero cumplimiento= Barcelona à 25 de Mayo de 1811.=El Mariscal Duque de Taranto= Firmado=Macdonald=Por S.E.=El Secretario interino del Gobierno de Cataluña= Firmado=X.T. de Lautrec.

 
 

Tornar a la pàgina inicial

Tornar índex d' etapa