ÀREA D'ECONOMIA,
ORGANITZACIÓ I ADMINISTRACIÓ D'EMPRESES
ARTICLES ECONOMIA ÈTICA
mhontori@pie.xtec.es
  Inici   Presentació   Educació   Mestres  Guerra i pau  Articles economia  ètica  Enllaços
Relac.  a l'entorn de treball
 CFGM de Gestió Administrativa
CFGS d'Administració I finances
 Economia (BATX.)
EOE I/II  (BATX.)
Crèdits variables (ESO)

Banca ética, inversión segura. Un nuevo concepto de economía social y solidaria
Ayda Ardíla
Periodista. Asociación Vida Sana

Banca... ¿ética? ¿Cómo dice?
Joseph Lozano
ESADE Centro de Estudios Persona, Empresa y Sociedad

¿Fondos éticos o mero lavado de imagen?
Crítica a los fondos éticos. Enviado por Kjaled

Comercio justo
Ayda Ardíla
Periodista. Asociación Vida Sana


Banca ética, inversión segura
Un nuevo concepto de economía social y solidaria

Que el dinero sirva a la gente, y no que la gente sirva al dinero, es la base de la banca ética. Un concepto nuevo a partir del cual la banca ética, sin dejar de ser una entidad financiera -porque busca beneficios como toda empresa-, actúa bajo criterios exclusivamente sociales y alejados de todo tipo de especulación. Sus responsables han denominado esta nueva tendencia ética: economía social y solidaria.
Sin nuestro consentimiento, bancos, cajas y fondos de pensiones utilizan nuestro dinero para financiar incluso industrias de armamento, empresas con explotación infantil, empresas contaminantes...
La disconformidad con los actuales instrumentos de intermediación financiera que especulan con recursos ajenos, que excluyen del crédito a quienes no disponen de garantías reales y que terminan haciendo del pequeño ahorrador el sujeto que financia a las grandes empresas, son algunas de las causas que dan origen a la banca ética. Un concepto nuevo de economía social y solidaria que tiene en las inversiones coherentes su elemento estratégico, como señala Arcadi Oliveres, catedrático de Economía de la UAB y presidente honorario de FETS, en el prólogo del libro La banca ética, mucho más que dinero.
Frente al predominio de la economía de mercado, este prestigioso economista ve en la banca ética la única alternativa actual, destacando a las cooperativas, las sociedades anónimas laborales, las iniciativas de autoempleo, las organizaciones no gubernamentales de desarrollo...
"Los grandes valores de una sociedad tales como la paz, la protección medioambiental, los derechos humanos, sólo se pueden conseguir si se implica directamente a los ciudadanos. No se puede pedir la paz e invertir en industrias de armamento, no se puede pedir justicia e invertir en empresas con explotación infantil, no se puede pedir cuidado ecológico e invertir en empresas contaminantes", sostiene Oliveres.
De ahí que las bancas éticas sean una garantía de inversión porque sus criterios de selección tienen en cuenta proyectos de economía social solidaria basados en el respeto a los derechos humanos, educación, protección del medio ambiente, ocupación laboral de disminuidos, desarrollo de proyectos en el Tercer Mundo... Y su misión es financiar actividades económicas que tengan un impacto social positivo, no entorpecer proyectos viables como pasa con las entidades financieras actuales.
No hay que olvidar, sin embargo, que los bancos éticos son bancos y, a diferencia de lo que sucede con las organizaciones de tipo social, los bancos éticos no canalizan donaciones a fondo perdido, sino que prestan dinero porque deben financiarse. Eso sí, descartando negocios que pueden ser muy rentables financieramente pero destructivos socialmente; evitan también los negocios especulativos renunciando a la posibilidad de obtener grandes beneficios en corto tiempo, como explica Francesco Bicciato, director de la Fundación Choros de Italia.

Otros contactos:

ASOCIACIÓN PARA LA FINANCIACIÓN SOLIDARIA
Contacto: Andrés Esteban Portero
financsolida@inicia.es
Tel: 976 25 99 77
 

COLONYA CAIXA POLLENCA
Contacto: Martín Rotger
mrotger@colonya.es www.colonya.es
Tel: 629 71 40 22

FIDEM
Contacto: María Suárez fidemaria@infonegocio.com www.ctv.es/fide Tel: 91 702 77 79

FUNDACIÓN SOLIDARIDAD ECONÓMICA REAS EUSKALERRIA
Contacto: Carlos Rey y José Luis Retolaza
carlos@gaztelan.org
aurkilan@euskalnet.net www.reasnet.com

GRUPO DE APOYO A PROYECTOS DE ECONOMÍA AL SERVICIO DE LAS PERSONAS (GAP)
Contacto: Carlos Ballesteros
ballesteros@cee. upco.es www.reasnet.com/rufas/gap
Tel: 91 532 61 81

INICIATIVAS DE ECONOMÍA ALTERNATIVA Y SOLIDARIA, SCA, IDEAS
Contacto: Luis Begara y Carola Reintjes
info@ideas.coop www.ideas.coop
Tel: 957 42 92 54

IUNA PROMOTORA SOCIAL, S.A.
Contacto: Raúl Contreras
iuna@iuna.org www.iuna.org
Tel: 963 63 46 81

MADERAS NOBLES DE LA SIERRA DE SEGURA, S.A.
Contacto: Juan Valero Valdelvira
info@maderasnobles.com www.maderasnobles.com
Tel: 967 43 59 07

RENTA 4
Contacto: Juan Royo
sza@renta4.es www.r4.com
Tel: 976 20 60 93

TRUST
Contacto: Montserrat Sereno, Círculo de Inversores / Ricardo Colmenares, Empresas, Iniciativas y Proyectos
mail@proyectotrust.net www.proyectotrust.net
Tel: 91 630 39 03

Webs internacionales

BANCA POPOLARE ETICA: www.bancaetica.com
TRIODOS BANK: ivww.triodos.com
SOUTH SHORE BANK: www.sbk.com
GRAMEEN BANK: www.grameenbank.com
SEWA BANK: www.sewabank.org
ADIÉ: www.adie.org
OIKOCREDIT: www.oikocredit.org
SIDI: www.sidi.fr
MERCY CORPS INTERNATIONAL:
www.mercycorps.org
EIRIS: www.eiris.org
NEW ECONOMICS FOUNDATION:
www.neweconomics.org
FINANSOL: www.globenet.org/finansol

Instrumentos financieros éticos en Catalunya

FETS, es una asociación que agrupa más de 50 entidades catalanas del Tercer Sector y la economía social y solidaria. Desarrolla tres líneas de actuación: sensibilización, explicando que son las finanzas éticas; fomento del ahorro y las inversiones éticas, dando a conocer las entidades que ofrecen instrumentos de ahorro y financiación ética; creación de las bases para llegar a disponer de una banca ética en Catalunya.
Contacto: www.fets.org Tel: 93 31 7 17 67

COOP-57, es una cooperativa de servicios financieros que capta ahorro de sus socios y colaboradores y los invierte en proyectos de autoocupación con contenido social. Por lo tanto ofrece un instrumento de inversión y uno de crédito a tipos de interés de mercado. Contacto: Sandra López coop57@comalter.net Tel: 93 268 29 49

OIKOCREDIT CATALUNYA, pertenece a una cooperativa de crédito holandesa, que tiene una de sus 34 oficinas en Barcelona, donde ofrece un instrumento de inversión remunerado a un máximo de un 2%. El dinero se invierte en proyectos de autoocupación colectiva en países del Tercer Mundo.
Contacto: Ignasi Boleda catalunya@oikocredit.org Tel: 93 441 63 06

FONDO ÉTICO FIM, es un fondo de inversión ético y solidario impulsado por Intermón y que gestiona Morgan Stanley. Establece criterios negativos y positivos de inversión, y un porcentaje de las comisiones de gestión se destinan a fondos de la misma ONG.
Contacto: Eduard Asensio easensio@intermon.org Tel: 93 482 07 00

FIDEM, es una fundación que ofrece créditos solamente a mujeres que quieren crear su propia empresa, cobrándoles un tipo de interés blando.
Contacto: Anna Mercada y Pía Cras fidem@telefonica.net Tel: 93 310 31 66

ACCIÓ SOLIDARIA CONTRA L'ATUR, es una fundación que ofrece microcréditos de autoocupación al 0% de interés a personas excluidas del sistema financiero. Contacto: Montserrat Morató accio@pangea.org Tel: 93 217 99 97

FUNDACIÓ UN SOL MÓN, es una organización que pertenece a la Fundació Caíxa de Catalunya, y que ofrece microcréditos a personas excluidas del sistema financiero, cobrándoles un tipo de interés blando.
Contacto: Isabel Pagonabarraga microcredit@unsolmon.org Tel: 93 484 54 12
Comercio justo en Barcelona


Banca... ¿ética? ¿Cómo dice?

Algo por el estilo debieron pensar muchas personas al saber que el pasado fin de semana se celebró en Barcelona el primer Congreso Internacional de Banca Ética en Cataluña. ¿Banca ética? ¿No será una contradicción en los términos como, por ejemplo, viento sólido o plomo flotante? El dinero es algo demasiado sagrado (o demasiado desalmado) como para mezclarlo con la ética.
Quizá sonará raro. Pero se trata de unos planteamientos sólidamente arraigados en los países anglosajones y en otros países europeos. Cuando hablamos de banca ética nos referimos a una constelación de iniciativas que, básicamente, responden a dos tipos de planteamientos. Por una parte lo que también podemos denominar banca social y, por otra, los fondos de inversión socialmente responsables (formulaciones que prefiero, para evitar el riesgo de apropiación excluyente del término “ético”).
Al hablar de banca social nos referimos a una orientación global de la actividad bancaria, que opta por financiar proyectos sociales y comunitarios que a menudo son vistos con recelo por las entidades financieras convencionales. También se incluyen las diversas experiencias de microcréditos, que permiten apoyar proyectos de personas en situación de exclusión social, que les facilitan su reincorporación al mercado de trabajo. Cabe resaltar una vez más que estamos hablando de una actividad financiera, no de donativos. Simplemente, en estos casos la decisión para la concesión de créditos integra el criterio de viabilidad económica del proyecto con el de su contenido social. Normalmente esta actividad bancaria contribuye también a la generación de capital social, en la medida que los proyectos se insertan en redes sociales de apoyo que posibilitan su realización. Se trata, como comentó el director general de una caja, de conseguir una “eficiencia solidaria”.
En cambio, cuando nos referimos a inversiones socialmente responsables, estamos hablando de inversiones cuya selección se realiza, a la vez, con criterios de rentabilidad y de responsabilidad social. No estamos hablando de una orientación de una entidad o de una actividad bancarias sino de un conjunto de productos financieros. Estos productos aparecen en el momento en que los inversores se preguntan a dónde va a parar su dinero o cuando manifiestan su deseo de que no se invierta en determinado tipo de empresas. Estos inversores no renuncian a la rentabilidad, sino a la rentabilidad a cualquier precio. Es necesario añadir que, por término medio, estos fondos éticos o socialmente responsables suelen tener rentabilidades iguales o por encima de los fondos convencionales, y en algunos países han experimentado un gran crecimiento los últimos años. El mensaje de fondo es claro: si es verdad que no “todo vale”, esto también se puede traducir en términos económico-financieros. Lo que caracteriza a estos fondos de inversión es que realizan una preselección de su cartera, según los criterios que cada fondo se da a sí mismo en sintonía con las preferencias de sus partícipes. Así se suele hablar de criterios negativos o excluyentes y de criterios valorativos. Los primeros suponen la exclusión de aquellas empresas que los incumplen, sea por el sector al que pertenecen, por su falta de respeto a los derechos humanos, por el impacto medioambiental perjudicial de sus actividades, etc. Los criterios valorativos suponen dar preferencia a aquellas empresas que han tenido en cuenta el impacto social o medioambiental de su actividad. Una vez hecha la preselección a través de una evaluación independiente, el gestor se guía por criterios de rentabilidad y de acuerdo con la ortodoxia financiera.
Más allá del debate terminológico o de la valoración de la diversidad de iniciativas que cobija, cuando hablamos de banca ética lo que hacemos es poner de manifiesto una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos años, y que se puede resumir en dos preguntas. Una de ellas nos afecta como consumidores: ¿a qué tipo de empresas –en este caso: a qué tipo de entidades financieras- estamos dispuestos dar nuestro apoyo y nuestro reconocimiento como clientes? No se trata de renunciar a la exigencia de calidad en el servicio sino de integrar otros criterios: si no todas las empresas actúan de la misma manera, el consumidor puede discriminar entre empresas cuando toma sus decisiones en el mercado. La otra pregunta afecta a la opinión pública: ¿a qué calificamos como una “buena” empresa? ¿Únicamente a la que exhibe unos resultados económicos o a la que los vincula a un determinado modelo de gestión y de actuación? Lo reflejó muy gráficamente el responsable de una entidad financiera europea: “lo que tengo muy claro es que, en un futuro no muy lejano, para valorar una empresa necesitaré algo más que analistas financieros”. Lo que, por cierto, plantea un reto para la gestión del conocimiento y de la información, en el que se está trabajando intensamente: ¿cómo sabemos si estamos ante una buena empresa?; ¿qué necesitamos saber para saberlo?; ¿cómo transformamos este saber en instrumentos de gestión?

Joseph Lozano
ESADE
Centro de Estudios Persona, Empresa y Sociedad


¿Fondos éticos o mero lavado de imagen?

Enviado por Kjaled

¿Te creias que los fondos éticos era la honrosa alternativa a los tradicionales fondos de inversión? pues lee el siguiente artículo de Javier Rodríguez¿Cómo podemos las personas influir en las grandes decisiones? ¿Podemos influir en la economía del mundo?.Están surgiendo dos áreas, esenciales para el sistema capitalista, que presentan un fuerte potencial como elementos de transformación social. Me refiero a nuestro poder como consumidores y como ahorradores. Como consumidores nuestra política de compras puede ser una importante palanca de fuerza en la toma de decisiones de las empresas (véase si no, la renuncia a comercializar alimentos modificados genéticamente por parte de gigantes como Carrefour, Nestlé, o Unilever tras las protestas de los consumidores). El potencial es grande, pero está poco trabajado y organizado. Como ahorradores, si cabe el potencial es aún mayor, pero aquí el vacío es casi total.Es en este campo, el del ahorro, en el que me voy a detener. Si las cifras no me engañan, puedo afirmar que los españoles ahorramos unos 100 billones de pesetas. Esta ingente cantidad de dinero es gestionada por entidades bancarias y financieras con una regla: la maximización del beneficio. Se da entonces la paradoja de que el ahorrador puede tener fuertes convicciones éticas o ecologistas y su dinero esté trabajando al mismo tiempo en un sentido nada ético ni ecológico. Así desde hace algunos años han surgido, aunque aún con escasa envergadura, iniciativas, llamadas "alternativas", que tratan de poner la transparencia y lo que se hace con nuestros ahorros en lugar bien visible. Entre estas iniciativas podríamos destacar el accionariado crítico, los boicots bancarios, la banca alternativa (Triodos Bank en Bélgica) o los fondos éticos (éticos, solidarios y ecológicos). A estos últimos quisiera referirme.Estos fondos nacen a finales de los 60 en USA de la mano de cuáqueros y metodistas como una manera de oponerse a la guerra de Vietnam, pero es a mediados de los 80 cuando alcanza su mayoría de edad en el mundo anglosajón. Es a partir de entonces cuando se rompen un par de tópicos que gravitaban poderosamente sobre este tipo de inversiones y que se han demostrado falsas. El primer tópico es que si eran inversiones éticas no eran rentables. El otro que eran marginales. Los fondos éticos son tan rentables como los fondos convencionales o si cabe aún más. En USA en 1998 de los 5 fondos más rentables, 4 eran éticos. Hoy en día funcionan unos 170 fondos de inversión éticos a nivel mundial que mueven la no pequeña cifra de 80 billones de pesetas.¿A qué se debe el buen comportamiento de este tipo de fondos frente a los convencionales?.Básicamente a 3 factores:- Los fondos éticos tienden a invertir en empresas de menor tamaño que tienen más posibilidades de crecimiento y que se adaptan más fácilmente a un entorno de mercados cambiantes.- Las empresas que actúan de acuerdo a criterios éticos suelen ser empresas más eficientes, mejor gestionadas y que por lo tanto se mueven mejor en los mercados.- Los gestores de fondos de inversión éticos necesitan saber más que los gestores de los fondos convencionales acerca de las empresas en que invierten y por lo tanto sus decisiones se basan en informaciones más completas.No es de extrañar su rentabilidad y el crecimiento de los recursos monetarios que manejan.¿Y en España, que pasa con este tipo de inversiones?. Pues habría que empezar diciendo, que como en otras cosas, hemos llegado con retraso, a última hora, pero que en un par de años (del 98 para acá) han proliferado como setas, por lo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha tenido que intervenir ante el desbarajuste creado.¿Y eso por qué?. "Ponga un toque solidario o ecológico en sus inversiones" podría ser el lema acuñado para el marketing de estos productos. A diferencia de otros países, donde iglesias, ONG´S o banca alternativa han jugado un papel más que importante en su puesta en marcha, en España han sido las entidades financieras tradicionales las que lo han impulsado, con el lastre que ello conlleva. Las entidades financieras españolas han entrado al mundo de los fondos éticos de la mano de algunas ONG´s: a cambio de permitir que aparezca el nombre de la ONG ligado al fondo de inversión, ésta recibe algún dinerillo. La necesidad de obtener recursos ha hecho que las ONG´s descuiden el componente ético del fondo.Si una ONG quiere ser exigente tiene dos caminos: obligar a la gestora del fondo a ser realmente seria y que lo ético no sea solo marketing arriesgándose a no ser aceptada; o bien mirar para otro lado limitándose a coger el dinero. Desgraciadamente en nuestro país está sucediendo esto último. Se monta un fondo convencional con el aval de alguna o algunas ONGs importantes, se le pone el título de "fondo ético" y a funcionar. Eso en mi pueblo es un lavado de imagen en toda regla. La entidad financiera gana dinero y prestigio social, las ONGs se embolsan unos duros que nunca están de más y el cliente-inversor se va a la cama satisfecho por la buena labor realizada. Como dice un clásico: "no es esto, no es esto".Los fondos éticos nacieron en primer lugar para no apoyar aberraciones con nuestro dinero (sostener dictaduras, industrias de armamento, etc.); pero también para cambiar las actitudes de las empresas en una serie de cuestiones como el reconocimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores, el sexismo, el respeto al medio ambiente, etc. o para apoyar a aquellas compañías que ofrecen bienes y servicios alternativos, como el desarrollo y uso de energías renovables, de tecnologías limpias, la agricultura biológica, etc. Es lo que se conoce como utilización de criterios negativos y positivos y que las empresas que vayan a formar parte de las carteras de estos fondos éticos deben cumplir. El funcionamiento de este tipo de fondos en España es perverso y para nada responde a la idea transformadora que subyace bajo este tipo de inversión.Por la información de que dispongo alguno de ellos ni siquiera recurre a la utilización de los criterios negativos y positivos; simplemente da unas migajas de las comisiones que cobra la gestora a una ONG y ya está. En otras o bien los criterios que se utilizan son para cubrir el expediente o bien el Comité asesor de "sabios independientes" o no existe o actúa con mucha manga ancha.Como si no explicar que alguno de ellos como el Fondo Ético de AB Asesores (hoy Morgan Stanley Dean Witter) e Intermón invierta en empresas como ENDESA (que les pregunten a los Mapuches del Bio-Bio como se las gasta la eléctrica), Acerinox (que va dejando chatarra nuclear por ahí), TotalFina(¿y el Erika?), Shell (los Ogonis nigerianos tendrían mucho que contar), BP (que anda conchabada con los paramilitares colombianos para proteger sus pozos, primero el petróleo, luego los derechos humanos), Nestlé (¿ya no nos acordamos de las prácticas de Nestlé en el Tercer Mundo que han dado lugar a boicots?) o industrias de biotecnología como Novartis, Aventis, Glaxo Wellcome, Smithkline Beecham o del sector de defensa como Marconi.Lo curioso es que en el tríptico de este "fondo ético" se pueden leer cosas como las siguientes:"Estos criterios excluyen prácticas que vulneren los derechos fundamentales, sean contrarios al medio ambiente, a la salud pública o promuevan el armamento.Se primaran a aquellas compañías que apoyen el medio ambiente, la salud o los derechos humanos y actúen con responsabilidad social". ENDESA ¿defensora del medio ambiente?, Shell ¿adalid de los derechos humanos?, Novartis ¿promotora de responsabilidad social, cuando si de algo adolecen las tecnologías de ingeniería genética es de transparencia?. Es como sí se considerase al paquete de tabaco Fortuna un producto de comercio justo simplemente por dedicar una parte de sus beneficios a un grupo de ONGs.Triste y patético el papel de unas ONGs entregadas en cuerpo y alma a los departamentos de relaciones públicas de las multinacionales.Desanima pues constatar que la eclosión de estos fondos éticos obedezcan más a una estrategia de marketing, pero esto no debe significar el dar la espalda a los fondos éticos (tirar el agua sucia no al niño con ella). Creo modestamente, que estos productos financieros tienen un gran potencial transformador, pero es necesario exigir como clientes seriedad a las ONGs que participen, que apuesten por productos verdaderamente éticos y no por chiringuitos para mamar del bote. Parafraseando a nuestro querido René Dumont nuestros fondos han empezado mal pero debemos apostar por la idea como tal. En ello nos van muchas cosas incluido nuestro dinero.


COMERCIO JUSTO

Paralelamente al mercado biológico crece un sector que, si bien sólo carece de una certificación, alberga una producción tan sana y pura como cualquier otra originada en el más absoluto de los respetos al medio ambiente y al ser humano: el Comercio Justo. Este concepto nace para detener la pérdida de autosuficiencia alimentaria; el saqueo permanente de los recursos naturales; la imposición de hábitos de consumo irracionales, ajenos a la tradición cultural de cada pueblo; y la explotación de miles de personas, niños y adultos, en todo el planeta. Este nuevo movimiento reúne productores, organizaciones sociales, importadores y consumidores, con dos objetivos básicos: fomentar y potenciar el consumo responsable en nuestras sociedades y reducir la pobreza de los países del Sur a través de un sistema comercial equitativo y solidario que de a los productores del Sur acceso a los mercados. De esta manera, el comercio justo defiende la igualdad y el respeto existentes entre los productores del Sur y las importadoras, tiendas de comercio justo y consumidores del Norte.
En cuanto a la oferta justa, es variada y amplia: alimentos y bebidas, prendas de vestir, ropa para el hogar, calzado, cestería, bisutería, juguetes, papelería, instrumentos musicales y librerías que básicamente contienen material educativo sobre comercio justo. La presente guía resulta del recorrido realizado por varias tiendas, supermercados, cafeterías y bares de Barcelona que venden productos de comercio justo, siendo indiscutiblemente el café el símbolo del mercado justo y el producto más apetecido de este sector. Es de destacar que los productos de comercio justo no conocen barreras y es así como logran posicionarse igual en una tienda de productos biológicos como en un bar, restaurante o supermercado convencionales de la ciudad. Así, queda claro que las personas empiezan a valorar más la relación calidad-salud-justicia social.

Más allá de lo comercial
Aparte de los establecimientos que aparecen en esta guía, queremos resaltar el trabajo de las importadoras que hacen posible este intercambio comercial. Alternativa 3 importa y comercializa productos procedentes de 40 cooperativas distribuidas en 23 países y distribuye en unos 300 puntos de venta españoles. Cooperacció está especializada en la importación de cafés biológicos provenientes de México, Tanzania, El Salvador, Nicaragua y Colombia. Intermón Oxfam cuenta con una imagen  reconocida  en toda  España por sus 10 años de trabajo en    pro    de    este    sector. Sodepau   es   otra   de   las importadoras fuertes y Setem destaca   como   pionera   en promoción  y sensibilización de comercio justo en España. Espánica     importa     café    de Nicaragua. La mayoría del personal de estas ONC's es voluntario.
Y para potenciar el sector en España, desde 1996 se creó la Coordinadora Estatal de Comercio Justo que integra a las organizaciones que importan y las tiendas que venden, y representa a sus miembros ante organismos estatales e internacionales.

Texto y fotos: Ayda Ardíla
Periodista. Asociación Vida Sana

www.comerciojusto.org

Fes-te amic del Comeré Just
Más información: www.festaci.org
 
 
  Inici   Presentació   Educació   Mestres  Guerra i pau  Articles economia  ètica  Enllaços
Relac.  a l'entorn de treball

 CFGM de Gestió Administrativa
CFGS d'Administració I finances
 Economia (BATX.)
EOE I/II  (BATX.)
Crèdits variables (ESO)