2005-15
10è ANIVERSARI

titol

Twitts de Eduardo GALEANO

Eduardo Galeano, Galeano (1940 - 2015) fue un periodista y escritor uruguayo, considerado como uno de los más destacados autores de la literatura latinoamericana. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos y combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.

Galeano nació en Montevideo, Uruguay, en el seno de una familia de clase alta y católica. En su juventud trabajó como obrero de fábrica, dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo y cajero de banco, entre otros oficios. Comenzó su carrera periodística a inicios de 1960. Contrajo matrimonio tres veces. En el golpe de Estado de 1973, Galeano fue encarcelado y obligado a abandonar Uruguay. A inicios de 1985, retornó a Montevideo. En mayo de 2009, en una entrevista declaró: No sólo Estados Unidos, sino algunos países europeos han sembrado dictaduras por todo el mundo. Y se sienten como si fueran capaces de enseñar lo que es democracia. Falleció el 13 de abril de 2015 a los 74 años, a causa de un cáncer de pulmón que padecía desde 2007. A continuación presentamos algunos de sus pensamientos vertidos en su cuenta de Twitter.

galeanoMe preguntaron qué aconsejaría a quienes desean ser escritores. Les digo: "Escuchen dos veces antes de hablar una".

Hace tiempo me preguntaron quienes eran mis maestros, aun hoy lo tengo claro: "Me educan todos los días personas anónimas"

Necesito  libros de papel que cruje, que huele a papel, libros que yo pueda  apretar contra el pecho cuando me sienta solo o triste.

Debemos ser capaces de mirar lo que no se mira y merece ser mirado, las pequeñas, minúsculas cosas, que nos lleven a ese otro mundo posible.

Y cuidado con la caridad, porque es humillante, se ejerce verticalmente y  desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo. Y  creo que el ejercicio de la solidaridad, cuando se practica de veras,  en el día a día, es también un ejercicio de la humildad... que te enseña a reconocerte en los demás, y a reconocer la grandeza escondida en las cosas chiquitas... ...lo cual implica denunciar la falsa grandeza de las cosas grandotas, en un mundo que confunde la grandeza con lo grandote.

Recuerdo que no hace mucho, me preguntaron sobre la amistad. Yo creo que la amistad es una forma del amor, un valor muy importante... La amistad se ejerce sobre la base de la honestidad. La otra amistad, la  del "te quiero mucho" y "que lindo que sos" no es verdadera amistad. Los amigos cuando son amigos de verdad, dicen lo que tienen que decir aunque duela, y eso va con las personas y los procesos colectivos... Entonces, la amistad es a veces difícil sobre esa base, porque atraviesa periodos complicados... Pero, cuando uno ama de verdad en el amor, en la amistad; ama las luces y las sombras, de cada persona, o de cada lugar.

En la vida para tener aliento, hay que tener desaliento; para levantarse,  hay que saber caerse; para ganar, hay que saber perder... ... y algunos pues no se levantan nunca más, la gente más sensible es la más vulnerable. ... a la gente que le cuesta vivir, es la más vulnerable.

No hay en el mundo ninguna riqueza inocente, porque de algún modo son riquezas que han resultado de un proceso histórico de estafa colosal. Para que pocos puedan morir de indigestión, es imprescindible que muchos  mueran de hambre; el mundo es dominado por los valores del mercado. Pero, me parece, que en este mundo dominado por el mercado, es más que nunca necesario reivindicar el derecho de soñar un mundo diferente...

Realmente no vale la pena vivir para ganar, vale la pena vivir para seguir tu conciencia.

Las estadísticas dicen que son muchos los pobres del mundo, pero los pobres del mundo son muchos más que los que se dice que son...Recordemos que el hambre no solo es hambre de pan; y cuidado siempre con confundirse, también hay hambre de abrazos.

Lo bueno que tiene la realidad humana es que habla un lenguaje de símbolos. Siempre hay que leer por debajo de lo que parece que dice. Para poder meterse en la realidad y querer cambiarla hay que entenderla como es.

Cada país, cada movimiento social y cada persona tiene derecho a elegir su camino y sus medios de lucha.

Pero en este sistema de negocios, los medios de información desinforman, y generan el caos que los mantiene. (...) ¿dónde? ¿cómo? a través de los grandes medios de comunicación, que reproducen el sistema de poder en el mundo... Los grandes medios de comunicación confunden la libertad de expresión con la libertad de presión... Un anónimo en un muro escribió: Nos mean y los medios dicen que llueve. Así son los medios comunicacionales de este sistema. El caso más claro de manipulación de estos medios del sistema ha sido el caso de Venezuela. Recuerdo hace tiempo a un encuestado pobre de Venezuela que decía: yo no quiero que Chávez se vaya, porque no quiero volver a ser invisible.

En otro tiempo se admitía que un mundo que genera pobreza es un mundo injusto. Hoy es raro escucharlo, el sistema adormece; pero no a todos. Creo en un cielo vivo dentro de nosotros, esa posibilidad de ser más solidarios, de ser mejores.

Pobres, lo que se dice pobres son los que tienen piernas que se han olvidado de caminar. Como las alas de las gallinas se olvidaron de volar. Pobres, lo que se dice pobres, son los que comen basura y pagan por ella como si fuese comida. Pobres, lo que se dice pobres, son los que tienen el derecho de respirar mierda, como si fuera aire... Pobres, lo que se dice pobres, son los que viven dramas pasionales con las máquinas. Pobres, lo que se dice pobres, son los que son siempre muchos y están siempre solos. Pobres, lo que se dice pobres, son los que no saben que son pobres.

El hambre no solo es hambre de pan; cuidado con confundirse, también hay hambre de abrazos, este es un mundo hambriento (...) el que no tiene hambre de pan, tiene hambre de abrazos o hambre de los dos, de pan y de abrazos (...) y no seremos plenamente humanos, ni de veras democráticos, mientras no seamos capaces de construir un mundo sin hambre de pan ni de abrazos.

La cultura del sistema, la cultura de los sucedáneos de la vida, enmascara la realidad y anestesia la conciencia. El destino de nosotros los escritores latinoamericanos está ligado a la  necesidad de transformaciones sociales profundas. Dentro de una sociedad presa, la literatura libre sólo puede existir como denuncia y esperanza. La revelación de lo que somos implica la denuncia de lo que nos impide ser lo que podemos ser. Pienso que la palabra tiene sentido para quienes queremos celebrar y compartir la certidumbre de que la condición humana no es una cloaca. Un buen y verdadero escritor debe buscar interlocutores, no admiradores; ofrecer diálogo, no espectáculo. Escribiendo es posible ofrecer, a pesar de la persecución y la censura, el testimonio de nuestro tiempo y nuestra gente para ahora y después. Con frecuencia reconozco en muchas personas, que hay otro mundo que puede ser, latiendo en este mundo que es... El hambre desayuna miedo, y el miedo al silencio aturde las calles, el miedo amenaza...