Loading

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

rss

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mapaweb
contacta

 

 

escenariclic aquí
laforclic aquí
escogerclic aquí
ppropiaclic aquí

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lecciones de vida para transmitir a tus hijos

¿Qué nivel de calidad incorporan las «transmisiones humanes» entre nosotros? ¿Qué estamos transmitiendo a nuestros hijos? Hoy la dificultad de la transmisión de unos valores humanamente consistentes a las futuras generaciones es evidente. Ocuparse de ello equivale a  preocuparse de la salud física, psíquica y espiritual, individual y colectiva del ser humano de nuestros días.

La humanización o la deshumanización de las nuevas generaciones depende en gran medida de la calidad o de la falta de calidad de la transmisión cultura (educativa, relacional, cívica, ideológica, ética, axiológica...) que reciban de su entorno a lo largo de la vida.

La crisis actual de les transmisiones en la sociedad del siglo XXI incide en la totalidad de la persona. Ésta como ser relacional vive gracias a las transmisiones que recibe de su entorno - especialmente de su entorno más próximo: la familia- y actualmente se encuentra en estado de desconstrucción, de pérdida de aquellas referencias que le permitirían plantearse en cada momento las cuestiones antropológicas por excelencia para una vida más plena: de dónde vengo?; quién estoy siendo?; y hacia dónde me dirijo? Inspirado en L. DUCH: La importancia de las «transmisiones culturales» hoy. 

Un día comprendí que el silencio vale más que mil palabras

Un día recibí el siguiente mensaje:

Para ti. Léelo, son tan solo unos minutos

Un día comprendí que el silencio vale más que mil palabras:

Un periodista le hizo una entrevista a un sabio. Al entrar en la habitación le preguntó:
- ¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad?
A lo que el sabio respondió:
- Que se aburren de ser niños y quieran crecer rápido, para después desear ser niños otra vez. Que malgasten la salud para hacer dinero y luego pierdan el dinero para recuperar la salud. Que anhelan el futuro y olviden el presente, y así no vivan ni el presente ni el futuro. Que vivan como si nunca fueran a morir y mueran como si nunca hubieran vivido ...

Quedé en silencio un rato y le dije:
- ¿Cuáles son las lecciones de vida que quieres que tus hijos aprendan? Y con una sonrisa respondió:

  • Que aprendan que no pueden hacer que nadie los quiera, sino dejarse querer
  • Que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos sino a quien tenemos
  • Que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos
  • Que con el dinero puedes comprar todo menos la felicidad
  • Que el físico atrae, pero la personalidad enamora.
  • Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido.
  • Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti
  • Rodéate de buenas personas y sé una de ellas.
  • Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir las mejores experiencias.
  • Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.
  • Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida.
  • Con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, "estoy bien".

  • Saludos.

     

    Algunas otras lecciones de vida: